El Madrid sonríe donde el Barcelona sigue sufriendo

El equipo blanco no sabe lo que es abrir la enfermería en lo que llevamos de temporada. El conjunto de José Mourinho disfruta por fin de una condición física invulnerable al contar el técnico con una plantilla intacta de 21 jugadores. La situación contrasta con la que ahora padece el Barcelona.

Por encima de todas las dudas generadas en este arranque de temporada hay un aspecto donde el equipo que dirige José Mourinho resulta sobresaliente. El trabajo de los preparadores físicos y el equipo médico está dando mejores frutos que nunca. Desde el arranque oficial de la temporada hace ahora mes y medio ningún jugador madridista ha sufrido alguna lesión.

La única incidencia reseñable en el vestuario blanco tuvo lugar en el estreno de liga ante el Valencia cuando Pepe y Casillas chocaron de manera fortuita. Debido a la fuerte contusión en la cabeza el central portugués se ausentó los siguientes dos encuentros ante Barcelona y Getafe. Pero al margen de aquel golpe el técnico luso José Mourinho es de los pocos técnicos del campeonato que puede contar con una plantilla de 21 jugadores completamente intacta.

El dato contrasta con lo acaecido la temporada pasada cuando por estas fechas el equipo blanco ya supo lo que era pasar por enfermería a cuatro de sus hombres: Pepe y Coentrao por rotura muscular ambos, así como Khedira y Sahin.

La otra cara de la moneda

La situación física del Madrid contrasta con la desfavorable que está sufriendo el Barça. El conjunto azulgrana, líder con ocho puntos de ventaja sobre los de Mourinho, sigue a cada nueva jornada aún más mermado por las bajas, por lo que el trabajo del equipo médico apresura un buen estado de la plantilla de cara al clásico del próximo 7 de octubre.

En el último partido (Barcelona-Granada, 2-0), el equipo de Tito Vilanova volvió a perder a uno de sus efectivos, aunque Adriano abandonó el campo más por precaución que por un problema grave. Sin embargo el brasileño se ha unido a una larga lista de tocados por una sobrecarga muscular y no ha sido convocado para el partido en el Sánchez Pizjuán, así como tampoco jugará Andrés Iniesta después de cumplir las dos semanas de recuperación previstas. Carles Puyol sigue avanzando a la espera de su regreso.

Debido a la baja segura ya de Adriano, todo apunta a que Jordi Alba recuperará la titularidad este sábado en Sevilla tras superar una gripe.