La maldición olímpica del US Open

Los medallistas olímpicos comienzan el US Open, último Grand Slam de la temporada, con el peso de la historia a sus espaldas, ya que ningún medallista ha conseguido enlazar la presea olímpica con una presencia en la final en Flushing Meadows. Murray, Federer y Del Potro buscan romper la maldición.

Conseguir una medalla olímpico es un objetivo en la vida de todo tenista profesional, aunque esto implique sacrificar el US Open, torneo que se disputa a continuación.

La estadística revela que ninguno de los veinte medallistas del Torneo Olímpico de Tenis masculino (en Los Ángeles'84 el tenis fue deporte de demostración y en las ediciones de Seúl y Barcelona hubo dos medallas de bronce) ha sido capaz de alcanzar la final en sus respectivos años olímpicos.

Cuando más cerca estuvo de romperse la maldición fue en 2008, cuando Rafa Nadal y Novak Djokovic, oro y bronce respectivamente en Pekín, alcanzaron las semifinales. Tanto el español como el serbio quedaron eliminados por Roger Federer y Andy Murray en la edición de hace cuatro años del US Open.

Otro medallista que se quedó en la orilla fue Andre Agassi, que tras colgarse el oro en Atlanta'96 cayó en semifinales ante su compatriota Michael Chang.

Desde entonces, los tenistas que más suerte han tenido han sido el chileno Fernando González (plata en Pekín'08 y octavofinalista en el US Open) y Stefan Edberg (Bronce en Seúl y eliminado en octavos del 'cuarto grande'). González también obtuvo medalla en Atenas 2004, aunque en aquella edición quedó eliminado en la primera ronda.

Para el resto, conseguir una medalla olímpica no significó un impulso en este Grand Slam, ya que todos cayeron en las tres primeras rondas sobre el cemento estadounidense. En esta particular lista maldita se encuentran Andrei Cherkasov, Marc Rosset y Jordi Arrese (primera ronda); Brad Gilbert, Leander Paes, Tommy Haas, Mardy Fish y Nicolás Massú (segunda ronda); y Miloslav Mecir, Chris Mayotte, Goran Ivanisevic, Sergi Bruguera y Yevgeny Kafelnikov (tercera ronda).

Murray, Federer y Del Potro, contra la historia

Los Juegos Olímpicos de Londres dejaron para el recuerdo las medallas de Andy Murray, Roger Federer y Juan Martín del Potro. Los tres tenistas han cuajado grandes actuaciones en la Arthur Ashe, pero tienen muy presente que la historia no apuesta por ellos. Novak Djokovic, que se quedó sin gloria olímpica en el All England Tennis Club, podría redimirse no solo de aquella derrota, sino de la final de Cincinatti ante Federer de hace una semana.