Marc Márquez se exhibe en el triplete español

Marc Márquez se ha impuesto en la carrera de Moto2 del Gran Premio de Indianápolis, dominando la prueba de principio a fin. Pol Espargaró fue segundo y Julián Simón, el hombre más feliz en Indianápolis, cerró un podio íntegramente español.

Marc Márquez, sustituto de Stoner en MotoGP para 2013, ha demostrado estar un punto por encima del resto, y ha ganado la carrera al más puro estilo Casey. Una salida tranquila, más bien regular, una serie de adelantamientos encadenados en las primeras vueltas, y un paseo de más de dos decenas de vueltas.

Dibujando trazadas perfectas giro tras giro, ha permanecido imperturbable hasta la bandera a cuadros. Por detrás, Pol Espargaró se lamentaba por un segundo puesto, lo que también da una clara idea del nivel de exigencia que se ha impuesto. Y un poco más atrás aún, el hombre más feliz de la tierra en ese instante: Julián Simón.

El de Villacañas se ha hecho con su primer podio de la temporada, y lo ha hecho con gran solvencia, demostrando que los problemas de su moto están completamente superados. Cuando Márquez ya había puesto tierra de por medio, se pegó a la rueda de Pol Espargaró y aguantó más de media carrera. No pudo pelear el segundo, pero su rabiosa celebración al cruzar la meta da una idea de lo que este podio supone para él.

El título sabe a España

La carrera apenas tuvo historia. Marc por delante, Pol y Julito persiguiendo, y los demás. Iannone y Aegerter se dejaron ver en los primeros compases de carrera, pero poco a poco se fueron diluyendo. Kallio se hizo con la cuarta posición, por delante de Luthi y Redding, en una de las pocas peleas que se mantuvieron hasta el final de carrera.

Además de los integrantes del triplete, otros tres españoles se colaron en los puntos: Tito Rabat fue 11º, Nico Terol 13º y Ricky Cardús 15º; mientras que Jordi Torres concluyó 19º, Axel Pons 22º y Elena Rosell no pudo acabar tras una caída.

En lo que respecta a la lucha por el Mundial, Marc Márquez sigue recortando puntos a la lucha contra sí mismo. Ya dispone de 39 puntos sobre 'Polyccio', y más de 50 sobre Iannone y Luthi. Parece imposible que se le escape el título, pero por si acasó, el pequeño de los Espargaró estará al acecho para que el Mundial de Moto2 vuelve a España dos años después.