Motociclismo - Marc Márquez y Dani Pedrosa presentan su arma para 2013

Los españoles Dani Pedrosa y Marc Márquez son las puntas de lanza más visibles del equipo Repsol Honda, el más potente del campeonato del mundo de MotoGP, que se ha presentado oficialmente en la sede central de la petrolera en Madrid.

Con el presidente de la compañía a la cabeza, Antonio Brufau, el equipo oficial de HRC (Honda Racing Corporation) se ha vestido de gala en el salón de actos de la misma en Madrid, en donde se han podido ver por primera vez tanto a los pilotos con el diseño de la nueva Honda RC213V de la presente campaña.

Brufau, presidente de la compañía, asemejó los valores de su compañía y de los pilotos y el equipo al asegurar que ambos representan aspectos tan importantes como "tecnología, innovación, trabajo en equipo y afán de superación y de sobreponerse a las adversidades, que son los valores de Repsol y también los del equipo".

Acto seguido tomó la palabra el vicepresidente de HRC, Shuhei Nakamoto, quien explicó que la Honda RC213V de 2013 no era una moto nueva sino que, como es habitual representaba la mejor evolución de la moto que ya tenían, si bien "adaptada a la nueva reglamentación, que la obliga a ser tres kilos más pesada, aunque también dispone de mayor potencia", afirmó el dirigente japonés.

Nakamoto tuvo buenas palabras tanto para Pedrosa, del que dijo que se espera "la continuidad en sus resultados que mostró en la segunda parte de la pasada temporada, pues entonces tendremos muchas posibilidades de éxito"; como para Marc Márquez, asegurando que están "convencidos de que será rápido desde el principio de la temporada, aunque tendrá que adquirir experiencia y conocer el rendimiento de los neumáticos de su moto, sobre todo al final de las carreras".

Márquez, prudente

Marc Márquez, actual campeón del mundo de Moto2 y debutante en la escudería, analizó las dificultades que se ha encontrado al probar la MotoGP, donde destacó tener "mucho trabajo por delante, sobre todo en lo referente a la electrónica", así como gestionar el desgaste de los neumáticos, "sobre todo el delantero". También se mostró confiado en que sus 60 kilos sean "suficientes para llevar bien la moto".

Reconoció que le han advertido sobre las caídas, que "en MotoGP hacen más daño, así que vigilaré ese aspecto", prometió. Sobre sus rivales, admitió que le gustaría que Dani Pedrosa rubricase su palmarés con el título de la categoría reina; y que "Rossi es Rossi y no se le puede descartar nunca".

Pedrosa, motivado

El actual subcampeón del mundo afirma no sentirse presionado por sus adversarios, dado que está plenamente centrado en su propio trabajo: "No me pongo en la piel de mis rivales, sólo pienso en mí, en lo que puedo hacer para mejorar, y nunca en quien tiene más presión, ya que pienso que tengo equipo, tengo moto y aptitudes y eso es de lo único que me tengo que preocupar", reveló un Dani que también se mostró preocupado por llegar bien a la primera carrera, recordando que en 2012 tardaron seis o siete pruebas en llegar a su mejor nivel.

Confesó que a un campeón del mundo como Márquez no se le pueden dar muchos consejos, "pero sí que trabaje para lograr el máximo de experiencia"; y que los pilotos son conscientes del talento de Valentino Rossi: "No dudamos de que estará delante", sentenció el catalán.