Mourinho consigue el perdón que más enfurece al Barcelona

Ángel María Villar ha indultado a José Mourinho y a Tito Vilanova tras el incidente del dedo en el ojo de la Supercopa 2011. Quien no obtuvo el perdón fue Dani Benítez por el botellazo a Clos Gómez y se mantendrá su sanción de tres meses.

Ángel María Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, confirmó en la Asamblea anual, en la que se realizó el sorteo del calendario de la temporada 2012-2013, que ni Tito Vilanova ni José Mourinho tendrán que cumplir sus sanciones por el incidente de la Supercopa 2011, en la que el entrenador del Real Madrid le metió el dedo en el ojo al entonces asistente de Pep Guardiola.

El portugués y el nuevo entrenador de la entidad catalana recibieron un indulto por parte de Villar, quien aplicó una medida de gracia y les 'quitó' el castigo de dos y un partido, respectivamente. Los otros que recibieron la amnistía fueron David Villa, Marcelo y Mesut Ozil, quienes fueron expulsados y hubieran tenido que cumplir un partido de sanción en la Supercopa.

El Barcelona, enfurecido

Toni Freixa, portavoz de la junta directiva del Barcelona, ha declarado que la agresión de Mourinho a Tito Vilanova "no debería quedar impune. Un indulto no convierte en inocente al que comete la falta, en todo caso, si le da la sensación de que puede seguir haciéndola. Estamos muy disgustados. Es un mal ejemplo para el fútbol. Un indulto no convierte en inocentes al que comete la falta, en todo caso, si le da la sensación de que puede seguir haciéndola".

El presidente de la entidad azulgrana, Sandro Rosell, tampoco quedó nada satisfecho con la decisión que ya supo el pasado lunes en su primera comparecencia en la Ejecutiva de la RFEF. No obstante, el caso del entrenador blanco no es el único que no ha 'favorecido' a los culés.

Hay otros casos

En el año 2000, los de la Ciudad Condal recibieron el perdón por parte de la RFEF y se les anuló la sanción de un año sin jugar la Copa del Rey tras negarse a jugar contra el Atlético de Madrid en la vuelta de las semifinales de la copa de Su Majestad.

El Barcelona también recibió el indulto por parte de Villar por el caso del cochinillo. Por dicha acción, el club catalán, en principio, había recibido una sanción de dos partidos con el cierre del Camp Nou y únicamente quedó en una multa de 4.000 euros.

Toni Freixa, portavoz de la junta directiva del Barcelona, sentenció que la medida de gracia a Mourinho "no debería quedar impune. Un indulto no convierte en inocente al que comete la falta. En todo caso, le da la sensación de que puede seguir haciéndola".

Dani Benítez, sin perdón

Otro de los temas de la Asamblea anual fue el caso de Dani Benítez, quien en la penúltima jornada de Liga de la temporada anterior le lanzó una botella al colegiado Clos Gómez y recibió un castigo de tres meses (hasta principios de noviembre). El jugador del Granada no recibió la amnistía, debido a que, según Villar, "las medidas de gracia excluyen las agresiones a los árbitros".