Mourinho lanza el primer mensaje pesimista antes de la Liga

El técnico luso admitió, tras la victoria ante el Milan, que el Madrid tiene pocas probabilidades de batir los récords de la Liga anterior. Además, aseguró que si bien la Supercopa no decidirá la temporada, irá a ganarle al Barcelona de Tito Vilanova.

El entrenador del Real Madrid, el portugués, José Mourinho, que tiene discurso para todos los momentos y ocasiones, dependiendo de la circunstancias, se mostró contento y feliz por el triunfo y la goleada que el equipo consiguió ante el Milán en el tercer partido amistoso de la gira por Estados Unidos.

Pero, a la vez, adelantó que a pesar de su récord perfecto que su equipo tiene en el World Football Challenge 2012, considera que este nuevo equipo no tendrá la posibilidad de superar lo conseguido la temporada anterior, cuando ganaron la liga con una marca histórica tras haber superado los 100 puntos.

"Primer que todo, no creo que el campeón llegue a 100 puntos de nuevo. No creo tampoco que el campeón pueda marcar 120 goles", declaró Mourinho al concluir el partido en el Yankee Stadium. "Pienso que estos números se quedarán en la historia por mucho tiempo".

Un amistoso que le deja satisfecho

Su valoración "conservadora" y "modesta" de lo que puede ser el rendimiento del equipo la próxima temporada en la competición de liga no impidió que alabase el gran juego y rendimiento que el equipo está teniendo durante su gira por Estados Unidos y especialmente en el partido que acababan de ganar ante el Milán.

Mourinho reconoció que el equipo se mostró imparable durante todo el partido y consiguió un gran triunfo ante un gran rival, en un estadio, que el entrenador portugués consideró "histórico" por lo que significa para el deporte del béisbol en Estados Unidos.

"Un estadio histórico, un oponente histórico, estadio lleno, gran apoyo, ante este ambiente y realidad creo que la forma como jugamos fue la mejor manera promover el deporte", subrayó Mourinho. "Jugando como lo hicimos esta noche es como se crea afición y se responde de manera positiva a lo que en realidad es el deporte del fútbol".

CRSiempre

Mourinho también entendió que aunque se tratase de un partido amistoso, la permanencia en el campo de la estrella del equipo, el delantero portugués Cristiano Ronaldo0, se hacia necesaria y de ahí que le diese mas minutos (80), el que más recibió del equipo, seguido por su compatriota, el defensa Coentrao (75).

Ronaldo no defraudó la confianza que Mourinho puso en su juego y protagonismo en el campo y respondió con dos de los cinco goles que marcó el Real Madrid.

"Entendí que el estadio estaba pidiendo (a Ronaldo)", señaló Mourinho. "Cristiano Ronaldo era parte del show, era parte de lo que la gente quería ver, pero lo mas importante es que fue una buena sesión de trabajo y estoy feliz por eso".

Ahora con el partido del Milán para la historia, el Real Madrid se traslada a Filadelfia, donde se enfrentará al Celtic de Glasgow (12-07) para concluir su gira por Estados Unidos que comenzó el pasado 28 de julio, en Los Ángeles.

Luchará por batir al Barça

Sin embargo, tanto los jugadores como el propio Mourinho su centro de atención comienza a ser ya el primer partido de la nueva temporada de liga que tendrán que disputar contra el Valencia en el Santiago Bernabéu y posteriormente el gran duelo de la Super Copa contra el Barcelona.

"La Supercopa no tiene consecuencias en la temporada, pero trataremos de ganar y el Barcelona hará lo mismo", concluyó Mourinho, que no quiso hacer mención al juego individual sino a la gran labor que había realizado todo el equipo. "Hicimos un partido para estar orgullosos y felices de todos los jugadores".

"Si tuviese esta afición..."

El entrenador portugués confirmó una vez más la admiración que tiene por la filosofía que hay entre los aficionados estadounidenses que siguen los deportes.

"Si tuviese este tipo de afición, con este entusiasmo en el Bernabéu, no perdíamos un partido. Los aficionados son fantásticos, disfrutan, apoyan, reaccionan a las grandes jugadas", valoró Mourinho. "Es lo que realmente me gusta".

Mourinho comentó que había estado una vez en el Yankee Stadium con su hijo para ver un lugar histórico.

"Pero jugamos aquí. Un lugar increíble para venir. Un lugar increíble para venir", repitió Mourinho.