Mourinho se culpa y señala con su vieja arma

Jose Mourinho, técnico del Real Madrid, reconoció en rueda de prensa tener toda la responsabilidad al no haber sabido lograr el compromiso de sus jugadores en el nefasto comienzo de la temporada 2012-2013, pero también señala otro culpable que deja muchas incógnitas.

En su comentada rueda de prensa tras caer ante el Sevilla ya lo dejó caer con la boca pequeña. Jose Mourinho sabía que algo no estaba funcionando a la hora de motivar a sus jugadores, que no conseguían traducir en el campo las instrucciones tácticas que recibían en los entrenamientos. Entonces el técnico pasó el balón al tejado de sus jugadores, a los que acusó de falta de compromiso afirmando que actualmente no tenía equipo, pero días más tarde Mou cambia de dirección para restar presión a sus jugadores.

"El responsable por este inicio soy yo", dijo Mourinho rotundamente en unas declaraciones concedidas a TVE antes del partido que el Real Madrid disputará ante el Manchester City, un rival que supondrá un duro examen para los madridistas en el Santiago Bernabéu. Estas palabras fueron reafirmadas por él mismo instantes después en la salda de prensa del Real Madrid. "Cuando ganamos, ganamos todos, y cuando perdemos el primer responsable soy yo", dijo Mou añadiendo que los jugadores ya eran conscientes antes del partido ante el Sevilla de lo que pensaba su técnico. "No es una crítica. Se lo dije a ellos antes de perder", afirmó respecto a sus incendiarias declaraciones tras perder en Liga.

Aberración internacional

Pero no todo es responsabilidad de Jose Mourinho. En su afán de encontrar cuáles pueden ser los motivos de la falta de compromiso y preparación física, el técnico portugués criticó rotundamente la configuración del calendario, algo que ya ha sacado a colación en más de una ocasión. "Es una aberración", dijo el técnico del Real Madrid al asegurar que la pretemporada blanca no se ha completado como debería por haber sido interrumpida por el fútbol de selecciones.

"Ahora terminas la pretemporada, los jugadores se van y aparecen dos días antes de empezar la Liga"; dijo con un duro tono de crítica pero sin querer considerarlo como una excusa al ser este un factor que afecta a todos los equipos de primer nivel, aunque en este caso Mourinho se diferencie al reconocer que es de los pocos que dice públicamente lo que piensa. "Acuso a los dueños calendarios, a los que tienen las manos en el producto que todos los entrenadores. Lo digan o no, con la puerta cerrada todos decimos que es una aberración. Unos con la puerta abierta no lo dicen, pero yo sí", sentenció respecto al tema.

No señalará jugadores

Preguntado directamente por la alineación que podría saltar ante el Manchester City en el Santiago Bernabéu, Mourinho declaró que no piensa señalar a ningún futbolista blanco: "No haré una alineación muy diferente ni una alineación que pretenda señalar a algún jugador que, en mi opinión, en este momento puede no estar en muy buenas condiciones", dijo.

Mourinho sabe que el encuentro contra el Manchester City, uno de los máximos candidatos a hacerse con la Champions, no llega en el mejor momento, pero sabe que el Madrid puede crecerse ante los retos más difíciles: "Lo mismo el partido no llega en un buen momento. Pero a lo mejor este equipo necesita partidos de gran dificultad", dijo antes de la rueda de prensa en la otra entrevista del día.

Por si quedar alguna duda, y después de la rajada monumental de Sevilla, Mourinho cerró el paso a especulaciones al afirmar que su relación con toda la plantilla del Real Madrid es inmejorable. "s imposible tener mejor relación entrenador-jugador que la que tengo", afirmó ante los micrófonos.