Mourinho estalla y declara la guerra al vestuario

José Mourinho, entrenador del Real Madrid, señaló directamente a sus jugadores como los responsables de la situación del equipo blanco. La falta de actitud sobre el césped es lo que desquicia al portugués, que recalca que solo ha visto a un Real Madrid competitivo ante el Barcelona en la Supercopa.

José Mourinho se quedó a gusto en rueda de prensa. La mala imagen de sus jugadores pesó más que el mérito del Sevilla, rival al que felicitó el técnico de Setúbal sin dudar: "Victoria merecida del Sevilla y derrota más merecida nuestra. Enhorabuena al Sevilla porque ha hecho todo para ganar y lo ha merecido. Hemos tenido el premio merecido al partido pésimo que hemos jugado", inició el portugués.

'Mou' no cree que el 'affaire Ronaldo' haya afectado a su plantilla: "No creo que lo de Ronaldo haya afectado. El partido de hoy no ha sido diferente al partido contra el Getafe. No ha sido muy diferente al partido contra el Granada, que ganamos. No pienso que haya ninguna relación con el rumor de las últimas dos semanas. Para mí no tiene nada que ver. Sí tiene que ver con un estado de espíritu no colectivo. Son pocas cabezas las comprometidas y concentradas para las que el fútbol es prioritario en la vida. Cuando hay pocas cabezas comprometidas es complicado. El entrenador soy yo, y como soy yo, si hay cabezas no comprometidas es mi culpa y punto", lamentó.

Hubiera cambiado a siete

También criticó duramente el gol recibido en el primer minuto tras un saque de esquina: "En el descanso he cambiado a dos jugadores, pero quería cambiar a siete. Una de las cosas que el fútbol debía permitir es hacer más cambios", ironizó, antes de añadir que "No quiero decir que Di María y Ozil han estado peor que otros que han jugado 90 minutos. La imagen del equipo es la del primer minuto. No podemos trabajar más y mejor los balones parados. Cada uno sabe su misión y su posición, saben quién tiene responsabilidades individuales, quien tiene que hacer marcajes. Tenemos gráficos en el vestuario. En el primer minuto, córner y gol. Esta es la imagen de mi equipo. Un equipo sin concentración, sin disponibilidad mental para sufrir. Cuando comparas al Sevilla con el Madrid es fácil entenderlo. Cada balón era el último balón de su vida, van con todo y agresividad perfecta", ilustró.

Sobre el futuro, señaló que está preocupado con el estado psicológico de sus jugadores: "Me preocupa que desde que la temporada oficial ha empezado solo hemos jugado la Supercopa. Un poquito contra el Valencia, poquísimo contra el Granada, nada contra el Getafe y nada hoy. Esa es mi preocupación. En este momento no tengo equipo", concluyó.