Nadal firma su mejor inicio en París

El español no ha sudado para plantarse en tercera ronda de Roland Garros, ya que sus dos primeros compromisos han terminado siendo un paseo. Solamente ha cedido una vez su servicio, y en los seis sets que ha disputado solo ha dejado escapar un total de nueve juegos.

Si en la primera jornada el italiano Simone Bolelli se quedó en cinco juegos, el uzbeco Denis Istomin se ha despedido de Roland Garros ganando solo cuatro ante Rafa, que tras solventar las dos primeras mangas por 6-2 cerró el encuentró con un 'rosco'.

El de Manacor se mostró contento con el juego desplegado ante el uzbeco, contra el que solo cedió 43 puntos, cinco más que ante el croata Antonio Veic el año pasado, en su mejor registro contra rival alguno en París, donde, igual que en 2010, se plantó en la tercera ronda cediendo solo una vez su servicio.

Transmite confianza

Nunca hasta esta edición Nadal se había dejado nada más que nueve juegos en sus dos primeros partidos en la capital francesa, aunque es cierto que sus rivales no han tenido todavía la entidad y el peso tenístico de los que tendrá en la segunda semana, pero de momento no hace más que ganar confianza y disfrutar con su actitud positiva, reforzada tras vencer en Barcelona, Montecarlo y Roma.

Ahora, a una sola victoria de las 250 sobre tierra, se enfrentará contra el argentino Eduardo Scwhank, que derrotó al alemán Florian Mayer (12) por 2-6, 6-3, 6-4 y 7-6 (4) después de dos horas y 30 minutos. Nadal ha ganado 43 veces a los argentinos con los que se ha enfrentado, pero ha perdido 12 en toda su carrera. Scwhank fue el verdugo de Carlos Moyá y Marcel Granollers, saliendo de la fase previa, en 2008.