Nadal sufre para ganar a un correoso Bellucci

Rafa Nadal se ha impuesto al brasileño Thomaz Bellucci en la primera ronda de Wimbledon por 7-6(0), 6-2 y 6-3, en dos horas y 13 minutos. Nadal inicia así su asalto al tercer título en Londres, y se medirá en segunda ronda con el ganador del duelo entre el croata Ivan Dodig y el checo Lukas Rosol.

Con su primera victoria en el torneo, Nadal se suma a los otros dos máximos favoritos para levantar este año el trofeo de Wimbledon que ayer ya superaron la primera ronda, el serbio Novak Djokovic, número uno del mundo y vigente campeón, y el suizo Roger Federer, tercero del ránking.

El español, que ha preparado en Halle (Alemania) su transición a la hierba tras coronarse por séptima vez en Roland Garros, comenzó el encuentro dubitativo y dejó que su rival le rompiera el servicio en las dos primeras oportunidades que tuvo para situarse Bellucci, con ventaja de 4-0 por delante en el primer set.

A partir de ahí terminó el espejismo, y los golpes de Nadal comenzaron a hacer daño a Bellucci, que se refugiaba en el fondo de la pista y logró forzar un desempate en el que el número dos del mundo no mostró piedad con él (7-0).

De menos a más

Aclimatado ya a la hierba de la pista central, prácticamente impoluta en las primeras jornadas del torneo, Nadal supo aprovechar su servicio y dominó al resto en la segunda manga ante un rival que trataba sin éxito de poner en aprietos al español desde la red. Bellucci ponía algunas bolas en la línea, pero la potencia de Nadal le superaba, y el segundo set se decantó rápido del lado del balear.

El número dos quería solventar cuanto antes su debut en la hierba de Londres y no daba por perdida ninguna de las bolas que le enviaba el brasileño y que él devolvía con precisión a algún lugar inalcanzable para su rival. A Nadal le flojeó el servicio en el último tramo del duelo, si bien el brasileño no fue capaz de sobreponerse al mallorquín, que no dejó escapar la primera bola de partido de la que dispuso.

Tras convertirse en el primer tenista en conquistar siete Roland Garros, Nadal comenzó esta tarde con seguridad su camino hacia el tercer Wimbledon de su carrera, un título que le convertiría en el segundo jugador en la Era Open en ganar tanto Londres como París en tres ocasiones.

El español, que este año cayó en una apretada final en el último Abierto de Australia frente al número uno, antes de batirle en París, es el uno de los tres tenistas que ha recogido cuatro títulos esta temporada (todos sobre tierra batida), junto al suizo Roger Federer, tercero del a ATP, y su compatriota David Ferrer, séptimo del mundo.