NBA - Ricky vuelve a llevar en volandas a Minnesota (115-86)

Después de la derrota ante Los Lakers, en la que admitió que no había jugado con la intensidad necesaria, Ricky Rubio volvió a ser el líder que lanzó a su equipo a un ataque arrollador desde el inicio. El fruto, unido a los 18 puntos del ala-pívot reserva Dante Cunningham, fue el triunfo de paliza de Minnesota (115-86) ante los Hornets de Nueva Orleans.

La victoria, con el margen de puntos más amplio en lo que va de temporada, permitió a los Timberwolves (18-26) romper racha de seis derrotas consecutivas y fue la segunda en los últimos diez partidos disputados.

Pronto quedaron claras las intenciones de Minnesota, ya que los Timberwolves anotaron las 15 primeras posesiones que tuvieron en el primer cuarto y lo cerraron con parcial de 33-14 y una ventaja que les permitió llegar hasta el final sin ningún tipo de problemas.

Volvió a ser Ricky

El español Ricky Rubio fue el que con su estilo de juego agresivo estableció el ritmo del partido al hacer penetraciones a canasta o dejando abiertos a sus compañeros para que pudiesen conseguir canastas fáciles.

La jugada más espectacular de la noche también correspondió a Rubio al final del tercer cuarto, cuando el jugador de El Masnou le puso una pelota elevada a Cunningham para que a dos manos hiciese un mate que dio a los Timberwolves el parcial de 74-46 y todo decidido.

Rubio concluyó el partido con nueve puntos después de jugar 23 minutos en los que anotó 3 de 5 tiros de campo y 3-4 desde la línea de personal, repartió siete asistencias, capturó tres rebotes y recuperó un balón.

Claver, titular

El que también saboreó el triunfo en esta jornada de la NBA fue Víctor Claver, quien salió de titular en la victoria de su equipo, los Trail Blazers de Portland, por 99-105 ante Utah Jazz. Claver anotó tres puntos y capturó tres rebotes en los casi 18 minutos que permaneció en pista.

Peor le fue la noche al ala-pívot congoleño nacionalizado español Serge Ibaka, quien pese a lograr un doble-doble de 18 puntos y 12 rebotes no pudo evitar la derrota de los Thunder (115-110) ante los Cavaliers.