Ni el 'Santo' pudo evitar la decepción blanca

Coreado por todo el Santiago Bernabéu antes de que culminara la prórroga, Iker Casillas paró dos penaltis pero su fama de 'Santo' no bastó. El 'Iker, Iker, Iker' de la grada le ayudó a detener dos penas máximas pero sus compañeros fallaron más y dejaron sin gloria al capitán madridista.

El héroe que tantas veces salvó al Madrid y a España no evitó que 'su' Madrid no avanzara a la final de Múnich. En esta ocasión estuvo enfrente el Bayern, su bestia negra y la de todo el madridismo pero un Bernabéu repleto y un Clásico ganado cuatro días antes invitaban al pase de los de Mourinho.

Iker lució como siempre: salvador, seguro y sereno. El marcador estuvo 2-1 durante casi 100 minutos y antes de terminar la segunda prórroga, el Bernabéu se enmendó a su héroe de tantas batallas y coreo su nombre. Casillas no falló.

En la tanda de los crueles lanzamientos desde los once metros, el capitán blanco mantuvo a su equipo en la eliminatoria al bloquear dos remates de Kroos y Lahm, respectivamente. Sin embargo, la falta de puntería de sus compañeros hizo que la 'machada' se convirtiera en imposible.

Héroe en los 11 metros

Casillas ha sido el salvador de los blancos y de la 'Roja'. Su fama de 'Santo' comenzó en 2002 cuando saltó al campo por César en la final ante el Bayer Leverkusen y fue pieza clave para levantar la 'Novena'.

Ese mismo año también fue héroe en los octavos de final del Mundial de Corea ante Irlanda, al detener dos penaltis y otro durante el partido a Robbie Keane.Siguió siendo el 'Santo' de la selección en la Eurocopa 2008, al estirarse como felino y dejar a Italia en el camino y dejar atrás el maleficio de los cuartos de final con dos paradas. Una ante De Rossi fue soberbia.

Recuerdos dolorosos

La semifinal ante el Bayern fue un partido con espectáculo de principio a fin, propicio semejante instancia. Otro equipo español que vivió un encuentro doloroso fue el Barcelona en la final de la Champions League de 1986, a pesar de la estelar actuación Urruticoechea, quien, al igual que Casillas, detuvo dos penaltis, pero ninguno de sus compañeros pudo vencer al meta del conjunto rumano. La 'Décima' tendrá que esperar otro año más...