Nico García, la decimotercera medalla española

El español Nico García Hemme ha perdido la final contra el argentino Eduardo Crismanich y se tiene que conformar con la plata, pero da al equipo español otra medalla, la cuarta en este deporte en unos Juegos Olímpicos.

El español había eliminado sucesivamente a Yousef Karami, campeón del mundo y bronce en Pekín 2008; al británico Lutalo Muhammad, campeón de Europa en 2012; y al italiano Mauro Sarmiento en las semifinales, por un cuadro más difícil que el de su rival, que tiene dos medallas de oro en sendos Panamericanos, en 2008 y 2011.

Sin embargo, García, de 24 años y subcampeón del mundo en 2009 en Copenhague y cuya mejor cualidad es su defensa, cayó en la final, quizás un poco presionando por todo lo que rodea a un combate por el oro olímpico.

El único antecedente entre los dos data de 2009 con victoria para el suramericano, de 25 años, pero sin los metos electrónicos, con los que el europeo tiene más experiencia.

La pelea empezó con unos minutos de tanteo, en los que Sebastián Crismanovich fue amonestado con un "kyongo" -para que al rival le den un punto son necesarios dos- y con un espectacular "mondolio chagui", patada circular a la cabeza del español, que éste esquivó con velocidad en el último segundo de ese periodo para acabar empatados a cero.

El de Corrientes siguió mostrando mayor agresividad en el segundo, Nico siguió esperando una buena contra y acabó en la lona tras un golpe en una zona del cuerpo que no puntúa.

La pelea seguía empatada cuando dio comienzo el tercero y definitivo. Crismanovich llevó la iniciativa de nuevo con el competidor de Las Palmas de Gran Canaria siempre defendiéndose con una pierna adelantada.

Pero cuando todo parecía abocado al cuarto asalto, el desempate que se puede decidir por "un golpe de oro" o por decisión arbitral si pasa un minuto y ninguno ha ganado un punto, llegó la patada del argentino al peto azul del español.

Faltaban 20 segundos y, aunque el entrenador del canario pidió la revisión de una patada a través del vídeo los jueces rechazaron la reclamación sin apenas tiempo para que García lanzara un ataque final que acabó con un intercambio que no condujo a nada más que a la medalla de oro para Crismanich.

Esta es la primera medalla de olímpica para Argentina en taekwondo, un deporte que entró en el programa primero de exhibición en Seul'88 y Barcelona'98 y luego oficialmente en Sydney 2000, y la cuarta para el equipo español, tres de ellas conseguidas en la capital del Reino Unidos en estos Juegos Olímpicos por medio de Birgitte Yagüe, plata en -49 kilos, y Joel González, oro en -58 kilos, el pasado miércoles.