Nueva pieza en el rompecabezas de Tito

Tito Vilanova sigue con los quebraderos de cabeza que le da su defensa titular. Las lesiones de Puyol y Piqué han dejado a la zaga azulgrana en cuadro y solo Mascherano tiene el puesto asegurado. Ante el Granada, Bartra tendrá su oportunidad y vuelve Jordi Alba.

Tito sigue formando el rompecabezas en el que se ha convertido la defensa azulgrana tras los últimos partidos. Las lesiones de Puyol y Piqué le han complicado la vida al técnico, al que la recuperación de Jordi Alba da algo de aire.

Por esto, el entrenador estrenará otra vez zaga y no repetirá a ninguno de los cuatro que conforman la línea defensiva y que estuvieron en Getafe la pasada jornada. Puyol se lesionó ante el conjunto madrileño y fue sustituido por Mascherano, que será el central titular en esta ocasión. Piqué, que completó los 90 minutos, se lesionó en Champions y dará la alternativa a Bartra. En cuanto a los laterales, es previsible que Alves y Jordi Alba ocupen el lugar de Adriano y Montoya.

Bartra, en el once titular

La noticia más destacada será la más que probable alineación de inicio de Marc Bartra, central de la cantera y que, a pesar de ser el único de su posición en el banquillo en el partido ante el Spartak no salió tras la lesión de Piqué, tendrá su oportunidad contra el Granada. El jugador vio como Song ocupaba una posición que no era la suya cuando sustituyó al internacional.

Bartra solo ha tenido ha sido titular ante el Hamburgo, el Raja Casablanca y el Dinamo de Bucarest, mientras que jugó la segunda parte ante el PSG. Es decir, solo ha jugado en partidos amistosos a pesar de que la afición pide minutos para el canterano. El jugador sabe que esta cadena de infortunios le ha beneficiado y quiere demostrar que el también puede formar parte de los onces iniciales del conjunto de Tito.

Vuelta de Alba a los terrenos de juego

Además, Jordi Alba ya se encuentra recuperado de sus molestias y ha recibido el alta, por lo que está en la lista de convocados y presumiblemente estará en el terreno de juego en una de las bandas, dejándole la otra a Dani Alves, uno de los jugadores más utilizados desde la llegada de Vilanova al banquillos azulgrana.