Olmedo, único español en la final de 1.500

El sevillano Manuel Olmedo será el único español en la final de los 1.500 metros de los Mundiales de atletismo de Daegu, mientras que los burgaleses Diego Ruiz y Juan Carlos Higuero cayeron eliminados.

Olmedo, campeón de Europa en sala y de España al aire libre, accedió con solvencia a la lucha por las medallas tras sobrevivir con su gran final en la segunda semifinal. El atleta andaluz estuvo siempre en el sitio adecuado, primero en la parte trasera del grupo que lanzó Daniel Kipchirchir Komen y, cuando la carrera se lanzó definitivamente se aproximó a los primeros puestos para rematar en la recta final con su velocidad terminal.

Acabó cuarto con un crono de 3:36.91, pero tuvo la oportunidad incluso de reservar fuerzas y de controlar el número de atletas que tenía por delante y por detrás, ya que pasaban los cinco primeros más los dos mejores tiempos, que iban a ser de esta serie, porque la primera fue más lenta.

Ganó el keniano Asbel Kiprop, con 3:36.75, por delante del argelino Tarek Boukensa (3:36.84) y el marroquí Mohamed Moustaoui (3:36.87), y tras Olmedo se clasificó brillantemente el venezolano Eduar Villanueva, que batió el récord de su país con 3:36.96.

Higuero, que lucha por recuperar su mejor nivel después de su operación de pubis, no tuvo recursos para rematar en los últimos 150 metros y encaró la última recta ya sin opciones. Aunque intentó encontrar el cambio no pudo y finalizó décimo con 3:37.92.

Ruiz, el español con mejor marca este año (3:33.18), salió en la primera serie de nuevo, una carrera de enorme nivel, tanto que se quedó fuera el defensor del título, el bahrainí Yusuf Saad Kamel, al acabar sexto con un tiempo que no le permitió entrar por la repesca.

Fue una carrera táctica, muy lenta, en la que solamente se corrieron los últimos 400 metros, y ahí sobrevivieron el estadounidense Matthew Centrowitz (3:46.66), el etíope Mekonnen Gebremedhin, el keniano Silas Kiplagat, el francés Mehdi Baala, este tras una gran remontada desde la última plaza, y el marroquí Abdalaati Iguider.

Ruiz discurrió toda la prueba a mitad de grupo, pero no tuvo la velocidad necesaria para resistir el ataque definitivo de sus rivales y concluyó desconsolado tras acabar décimo con 3:49.26.

Olmedo, de esta manera, salva el honor de España en su prueba emblemática después de no haber tenido representación en la final de Berlín 2009. EFE