Pablo Carrera, primer diploma olímpico español

Pablo Carrera ha inaugurado el casillero de diplomas españoles en la final de 10 metros de pistola deportiva, en la modalidad de tiro olímpico. El policía español llegó a la final con la cuarta mejor marca, pero estuvo irregular durante las rondas definitivas y solo pudo acabar sexto.

Durante gran parte de la final Carrera soñó con la medalla, ya que estuvo varias rondas situado entre la segunda y la tercera posición, pero en el ecuador de la ronda definitiva erró un tiro y perdió las opciones de la lucha por la medalla, aunque al final concluyó en un meritorio sexto puesto con 683,3 puntos. El oro fue para el surcoreano Jin Jongoh (688,2), la plata para el italiano Luca Testoni (685,8) y el bronce para el serbio Andrija Zlatic (685,2).

Carrera, encantado

"Estoy muy contento por el resultado. Hasta el último tiro no puedes saber qué va a pasar, pero el objetivo era entrar en la final y es un sueño conseguido. Habrá más oportunidades y espero estar en la final de pistola libre el día 5", dijo tras terminar su participación y antes de pasar el control de dopaje.

Carrera destacó que el resultado de hoy demuestra que se "ha hecho un buen trabajo de forma adecuada" aunque algunos de sus disparos "no han sido excelentes" como los de los medallistas.

El tirador bilbaíno recibió la felicitación de algunos de sus compañeros de equipo, del director general de Deportes, David Villaverde, la vicepresidenta primera del Comité Olímpico Español (COE), Theresa Zabell, y el presidente de la Federación Española de Tiro, Rodrigo de Mesa. "Ha estado muy bien. Son sus primeros Juegos, ha sido campeón de Europa y es muy joven, pero tenemos doce oportunidades más", afirmó De Mesa.