El palmarés que le quedaría a Armstrong al perderlo todo

El rey del Tour podría perder todos los títulos que ganó desde el año 1996 si la UCI da la razón a la USADA, pero una norma que afirma que los delitos de dopaje prescriben a los ocho años de haberse cometido puede salvar la mayor parte de lo ganado durante toda su vida.

La carrera de Lance Armstrong ha sufrido un duro revés al conocerse que la UCI, si sigue el camino de la USADA, le podría retirar los siete Tour de Francia que ganó. La organización le quiere retirar al campeón todo aquello que logró desde el año 1996, además de retirarle de todo lo que tenga que ver con el ciclismo de por vida.

De esta manera, el americano se quedaría con el Campeonato del Mundo en Ruta que ganó en 1993 como máximo premio reconocido. A eso habría que unirle un primer premio en el Campeonato de Estados Unidos en Ruta con el que se hizo ese mismo año y el tercer lugar que obtuvo en esa modalidad el año siguiente.

Aparte de eso, conservaría algunos títulos de carreras menores y, paradójicamente, sólo se le reconocerían dos etapas de la carrera gala, una del 1993 y otras del 1995. Si al final se le retira todo lo ganado, eso daría lugar a que muchos de sus premios recayesen en otros ciclistas.

Las normas de la UCI pueden 'salvar' su trayectoria

Sin embargo, una normal de la UCI podría disminuir la sanción del ciclista. Según la organización, todos los casos de dopaje prescriben a los ocho años de haberse cometido, por lo que si se aplicase esta norma a Lance Armstrong, sólo perdería los dos últimos Tour de Francia que con los que se hizo, es decir, lo ganado desde el año 2004.

Esta norma ya tiene un antecedente. Bjarne Riis, ganador del Tour de Francia en el año 1996, reconoció haberse dopado y no se le desposeyó del título. Lo hizo once años después, por lo que el delito ya había prescrito.