London 2012 - El patinazo del oráculo de los Juegos

Cada cuatro años, las predicciones de medalla de la revista deportiva 'Sports Illustrated', cabecera de referencia en Estados Unidos, son esperadas para saber por dónde van a ir los tiros en los Juegos. En el caso español, el oráculo demostró no tener especial olfato, acertando solo tres medallas.

Uno de los principales entretenimientos de todo aficionado en los días previos a los Juegos Olímpicos es el de hacer sus propios pronósticos para la competición. Sports Illustrated, la revista deportiva más popular en Estados Unidos y con una gran influencia en todo el mundo, publica tradicionalmente una predicción a modo de oráculo del olimpismo, aunque en Londres 2012 no se ha mostrado muy acertado con los españoles.

Según el desglose de medallas publicado por Brian Cazeneuve, España tendría que haber terminado su participación en Londres 2012 con 15 medallas, dos menos de las que finalmente consiguió. De esas 15, tan solo dio en el clavo con tres preseas: la plata del baloncesto y los bronces del equipo de natación sincronizada y de Maialen Chourraut en aguas bravas.

En algunos casos, el error estaba basado en una infravaloración de los deportistas españoles, ya que han mejorado el pronóstico inicial. Es el caso de Marina Alabau, candidata a la plata; el dúo de natación sincronizada, candidato al bronce; Joel González, aspirante a una plata; o Brigitte Yagüe y Javier Gómez-Noya, para los que SI auguraba sendos bronces. En todos estos supuestos, los deportistas nacionales terminaron consiguiendo éxitos mayores.

Según la lista, los grandes fracasos los representaron el tirador Alberto Fernández, que aspiraba al bronce y finalizó 25º; la selección de fútbol, que debería de haber ganado la plata; o la selección masculina de balonmano, candidata al bronce.

Las medallas más celebradas, sin previsión

Sorprendentemente, las medallas más celebradas por la afición española, como las dos platas de Mireia Belmonte, la quinta presea de David Cal o las medallas en waterpolo y balonmano femenino, ni siquiera entraban en las posibilidades del análisis de Sports Illustrated. Gajes del oráculo del olimpismo.