Clasificación Mundial UEFA - Pedro entró en la historia de modo inesperado

En la otra punta del continente y en el día del sentimiento patrio, el extremo canario se convirtió en el héroe nacional con un 'hat-trick'. Pedro Rodríguez Ledesma, 'Pedrito' en sus inicios y 'Don Pedro' desde hace años, sentenció a Bielorrusia con tres goles de auténtico maestro.

El partido entre Bielorrusia y España disputado en el Dinamo Stadion de Minsk tenía todos los tintes para la épica. En un país despistado entre la celebración de su día nacional, y la incertidumbre -finalmente convertida en certeza- de que no podría ver en abierto a su selección tres décadas después, el territorio estaba abonado para que surgiera un héroe inesperado de los transitores y los 'streamings'.

Y eso que España comenzó adelantándose como mejor sabe hacerlo: De forma coral. Los jugones de la Roja fueron quebrando la telaraña bielorrusa con precisión y velocidad, y después de dos postes de Cesc y Silva, Jordi Alba no perdonó y culminó de modo magistral una deliciosa jugada en equipo para poner el 0-1.

Pero era el día del español humilde, ese que no entra en conflictos políticos y apenas habla más de lo que dicen sus botas. El que despierta numerosas simpatías incluso entre los hinchas del máximo rival de su club. Nadie mejor que Pedro para convertir en una fiesta del fútbol el extraño partido de Minsk.

El 'killer' silencioso

Se acababan de cumplir los 20 minutos de encuentro cuando Pedro comenzó su recital. Recibió de espaldas en la frontal y, con un control orientado y una leve prolongación, se deshizo de su par y se plantó solo ante Veremko, al que superó en su salida con un balón picado de forma sutil. No era el falso nueve, pero se vistió de auténtico 'killer'.

Pero si su primer gol fue bonito, el segundo fue una auténtica 'dellcatessen'. Recibió en carrera por la banda izquierda, y tras una breve conducción llegó al área, fijó al meta bielorruso con la mirada y dibujó una vaselina perfecta que se alojó en el fondo de la red ante la atónita mirada de sus compañeros.

La culminación del 'hat-trick' tampoco se quedó atrás en términos de belleza. Fábregas robó un balón en el pico izquierdo del área y vio a su compañero en el segundo palo. Le puso el balón y, sin apenas tiempo para pensar ante un Veremko que se había tirado a sus pies para hacerle pequeña la portería, levantó levemente el balón con la derecha para superarle y enviar el balón al fondo de la red con el interior.

Tres obras maestras que sirvieron para personificar en él una victoria que sitúa a España líder de grupo antes de medirse a Francia. Ante los galos quizás surja otro héroe, pero dará igual. Pedro se llevó el balón ante luna España que no pudo verle. Porque tampoco juega para ser visto.

Feliz por el 'hat-trick'.

El jugador del Barça estaba feliz por el éxito conseguido. "Ha sido mi primer 'hat trick' y estoy contento, pero lo que me hace feliz es cómo ha ido el partido. Era importante no fallar aquí. Estoy muy ilusionado y contento. Ha sido un buen partido. Los goles a veces llegan y a veces no llegan. Esta vez he tenido la suerte de marcarlos. Es importante aprovechar la oportunidades que me da Vicente del Bosque", manifestó en Onda Cero.