Manolo Preciado fallece de un infarto

El técnico cántabro ha fallecido durante la madrugada debido a un infarto. Preciado iba a ser presentado como nuevo entrenador del Villarreal. Tras de sí, deja una vida llena de superación y lucha por salir adelante.

Manolo Preciado ha fallecido en Valencia durante la madrugada. El que iba a ser presentado como nuevo entrenador del Villarreal ha perdido la vida debido a un infarto, tal y como nos ha confirmado su representante, Jorge Gutiérrez, dejando conmocionado a todo el mundo del deporte. El técnico cántabro había dirigido, entre otros, a Racing de Santander y Sporting de Gijón e iba a iniciar una nueva aventura con el Villarreal con el objetivo de devolver al conjunto castellonense a la Primera división.

A sus 54 años, Manolo Preciado estaba pasando unos días de descanso en una localidad costera muy próxima a Valencia, donde reside su pareja, y había aprovechado para negociar su fichaje por el Villarreal. En su trayectoria contaba con dos ascensos; en 2004 a las órdenes del Levante y, en 2008, dirigiendo al Sporting, equipo en el que permaneció hasta mediada la temporada que acaba de finalizar, abandonó el banquillo de El Molinón y fue sustituido por Javier Clemente.

Fuentes policiales han explicado que el fallecimiento se produjo en un domicilio de un complejo residencial cercano a la playa de El Perelló, así como que tanto los policías locales como la ambulancia desplazados hasta allí no pudieron hacer nada por reanimarle. La presentación del nuevo entrenador del Villarreal iba a tener lugar al mediodía de este viernes en la ciudad deportiva del club castellonense. Considerado uno de los entrenadores más carismáticos del fútbol español, Manolo Preciado se había granjeado el cariño de aficionados, profesionales del fútbol y medios de comunicación por su cercanía, su temperamento y su afabilidad.

Toda una vida luchando

La vida de Manolo Preciado nunca fue un camino de rosas. Todo lo contrario. En el año 2002, su esposa Puri fallecía víctima de un cáncer de piel. Desde entonces, antes de cada partido sacaba una fotografía y la besaba como amuleto. Dos años más tarde, en 2004, cuando dirigía al Murcia, un accidente de moto se llevaba a su hijo pequeño, de solo 15 años. En 2011, su padre fallecía de una manera inverosímil, al ser atropellado por un coche al que ayudaba tras quedarse sin batería.

En octubre de 2011, Manolo Preciado volvía a pasar por el altar y todo parecía volver a sonreír para el cántabro. Además, había presentado un nuevo libro y se mostraba entusiasmado con su nuevo proyecto profesional. En los últimos meses se le había visto en los entrenamientos de equipos como Atlético de Madrid o Real Madrid para conocer las técnicas de estos equipos.

Amor-odio con Mourinho

Manolo Preciado tuvo durante las dos últimas temporadas una particular relación con el técnico del Real Madrid, José Mourinho. El portugués acusó al Sporting de no haber jugado con sus mejores futbolistas en el Camp Nou, ante lo que Preciado dijo que Mourinho era "un canalla y un mal compañero".

Tras la tensión, ambos técnicos limaron sus asperezas y terminaron teniendo una gran relación. De hecho, José Mourinho fue el primero en felicitar a Preciado cuando el Sporting venció en el Santiago Bernabéu en la temporada 2010/2011. Asímismo, Mourinho reconoció que se sentía dolido cuando Preciado fue destituido como técnico del Sporting.

En su última visita a Valdebebas, Preciado compareció ante los medios y afirmó sobre Mourinho que "ahora mismo podemos presumir de tener una relación magnifica. Estoy muy agradecido con su comportamiento y él me tiene también mucho afecto".