La prensa argentina no perdona a Messi tras su mala noche

Poco ha durado el idilio entre el futbolista del Barcelona y los medios de su país. Tras su mal partido ante Perú, volvieron a atizarle. "No tuvo luces", "no era su noche", "su punto más bajo del año", "no hizo la diferencia" o "estuvo pasivo" son algunas de las lindezas que le dedican.

Messi afirmó que "lo positivo es que no se perdió" al referirse al partido que Argentina igualó el martes ante Perú (1-1), en Lima, en la octava jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Brasil 2014. "Sabíamos que iba a ser duro, fue un partido trabado. El campo de juego estaba mal, pero era para los dos. Es importante no perder fuera y en casa hay que ganar siempre", dijo el barcelonista tras su mala actuación.

Estas excusas no convencieron a la prensa de Buenos Aires, que coincide en que Messi "no tuvo luces" en el estadio Nacional, sin que Perú le haya hecho un marcaje personal aunque dispuso de "un cerco" de tres jugadores para impedir que recibiera el balón con claridad. "Ni una sola jugada 'made in Messi' pudo inventar anoche. Buscó los espacios, intentó generar algún intento personal, pero no hubo caso: no era su noche. El fastidio y la incomodidad se reflejaban en su rostro", comenta el matutino Clarín.

El diario La Nación indica: "Lionel Messi fue el nombre más escuchado en los últimos tres días en Perú, pero su imagen en el césped del estadio Nacional poco tuvo que ver con tamaña expectativa que se había generado en Lima". "Leo no brilló y mostró quizás su punto más bajo del año con la camiseta argentina, luego de marcar goles en los últimos seis partidos y mostrarse feliz dentro de un grupo que logra congeniar en gran forma con el mejor jugador del planeta", agrega.

El matutino Pagina 12 señala que Messi, "por momentos borrado del partido, no hizo la diferencia" en favor del equipo argentino, "que fue una sombra de sí mismo", afirma. Según el diario deportivo Olé, Messi estuvo "pasivo, sin participación ni desequilibrio en el juego. Se dejó absorber por la marca escalonada y pegajosa de Perú. No tuvo la iniciativa de desplazarse hacia los costados y desde ahí encarar ofensivamente".