Una promesa de Cruyff, hombre fuerte de Tito

Jordi Roura es la mano derecha de Tito Vilanova. El técnico fue una promesa del Dream Team de Cruyff, pero una lesión le obligó a dejarlo. En el tiempo en que Roura formó parte de la disciplina azulgrana, el ahora segundo entrenador de Tito tuvo tiempo de conquistar una Recopa y una Copa del Rey.

Vilanova era el hombre de confianza de Guardiola, la persona que servía de apoyo al ex técnico azulgrana en los momentos más importantes de la temporada. Su ayudante, su confidente y su amigo.Tras la marcha del de Santpedor, Vilanova ha asumido la responsabilidad de dirigir a uno de los mejores equipos del mundo y para compartir esa carga ha elegido a Jordi Roura, que será el 'nuevo Tito' del Barcelona.

Roura, nacido en Llagostera (Gerona) un 10 de septiembre de 1967, formó parte de la época más dorada del club catalán hasta la llegada de Guardiola al banquillo culé. Y es que el ahora segundo técnico del Barcelona formó parte del mítico Dream Team dirigido por Johan Cruyff.

La mano derecha de Tito jugó dos temporadas en el Barcelona, disputando un total de diez partidos. Su debut se produjo el 11 de septiembre de 1988 en la victoria del Barcelona ante el Elche por 0-3. Desde ese momento, la participación de Roura fue testimonial por sus continuos problemas con las lesiones. La evolución del joven delantero se vio truncada tras una grave lesión en la rodilla derecha durante la disputa de la Supercopa de Europa ante el Milan en 1989.

En el tiempo que formó parte de la disciplina azulgrana, Roura tuvo tiempo de conquistar una Recopa y una Copa del Rey. Finalmente, el gerundense abandonó el club azulgrana rumbo a Murcia para acabar su carrera en el Figueres con solo 25 años. Las lesiones acabaron con la carrera de una de las promesas del Dream Team.

Tras su prematura retirada, inició su formación como entrenador dando sus primeros pasos junto a Rexach en Yokohama y Vinyals en Terrassa. En 2009, entró a formar parte del cuerpo técnico de Guardiola, convirtiéndose en un especialista en el análisis de los rivales a través de vídeos. Ahora, Tito, al que conoce desde hace décadas, le otorga la oportunidad de sentarse a su lado en el banquillo del Barcelona.

Los 'otros' nombres

Con Guardiola se marcharon dos de sus hombres de confianza, el entrenador de porteros, Juan Carlos Unzué, y el preparador físico, Lorenzo Buenaventura. Vilanova ha decidido que sus sustitutos sean José Ramón de la Fuente y Eduard Pons. El primero fue futbolista y pasó por numerosos equipos, entre ellos, el Barcelona B. La pasada temporada fue el entrenador de porteros del Hércules. El segundo era hasta ahora el preparador físico del Juvenil A y antes había trabajado en Lleida, Nástic y Almería. Aureli Altamira, que ejercía de preparador físico con Guardiola, abandonará esa función y pasará a formar parte de los hombres fuertes de Tito.