Pulso de Laporta a la UEFA

Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, advierte que los principales clubes europeos (integrados en el G-14) podrían rebelarse contra la UEFA si no empiezan a recibir compensaciones económicas por ceder a sus jugadores para los compromisos de las selec

Laporta recordó que la UEFA sería "la menos interesada en que se entrara en esta dinámica", por lo que se mostró convencido de que los clubes europeos finalmente lograrán sus pretensiones.

El máximo dirigente azulgrana amenza que "si no es así, los clubes tomaremos el liderazgo en estas cuestiones y pueden darse una situaciones que cambien el marco que organiza las competiciones importantes o que se produzcan algunos cambios que quiten poder a la UEFA o a la FIFA".

Joan Laporta, que hizo estas declaraciones durante la presentación del nuevo proyecto del FC Barcelona Senseit de fútbol sala, insistió, una vez más, en que sólo hay dos soluciones al problema conocido como 'virus FIFA': o las selecciones pagan -a través de la FIFA, la UEFA o de sus respectivas federaciones- o se veta la cesión de jugadores, especialmente en los partidos amistosos.

"Encuentro lícito y necesario que los jugadores tengan ilusión por representar a su país, pero lo que no es justo es que los clubes que cedemos a los jugadores y que pagamos su salario, no tengamos una compensación", argumentó.

Laporta cree que esta situación es todavía más grave cuando se trata de encuentros amistosos. "Tendrían que pagarnos una parte proporcional del salario de cada jugador y, además, el club tendría que participar del negocio que generan estos partidos amistosos, ya que la empresa que generalmente hace de intermediaria y la selección que cotiza ganan mucho dinero", indicó.

Si ninguna de estas soluciones se lleva a cabo, "los clubes contemplaríamos la opción de no ceder a los jugadores para los partidos amistosos.

El presidente azulgrana argumentó que "además, estos partidos se celebran en la otra punta del mundo. Unos han venido de jugar en Australia, otros de Estados Unidos, y la fatiga de los jugadores es evidente. Nosotros tenemos el domingo un partido de Liga ante Osasuna y la mitad de la plantilla sólo habrá podido entrenarse un día o día y medio, y eso no es justo", concluye.