Wimbledon Masculino - Una rara apuesta da una generosa donación... ¡Desde la tumba!

Una apuesta sellada hace casi una década por un aficionado al tenis dio a una organización benéfica 124.000 euros después de que Roger Federer consiguiese su séptimo título en Wimbledon.

Nicholas Newlife, un jugador desconocido de la región británica de Oxfordshire, hizo en 2003 una apuesta de 1.800 euros con la casa de apuestas William Hill en la que se mostraba confiado en que Roger Federer llegaría a ganar siete títulos de Wimbledon para el año 2019.

Cuando Newlife falleció en 2009, dejó todas sus pertenencias, incluyendo varios recibos de apuestas, a la organización benéfica de lucha contra la pobreza Oxfam. Y, aunque tristemente no vivió para ver el éxito que el apostó de Roger Federer en 2012, sí le ha dado una gran alegría a la ONG.

Con el triunfo de Federer frente al británico Andy Murray en la final de Wimbledon, donde logró su séptima corona en el All England Tennis Club, Oxfam ha ingresado unos 124.000 euros en la apuesta más rara hecha hasta la fecha, según confirmó la propia casa de apuestas.

Oxfam dijo que el dinero servirá para alimentar a 10.000 familias en la región occidental de África golpeada por la hambruna durante todo un mes. "Todos en Oxfam estuvimos animando a Federer durante las dos últimas semanas. El verdadero héroe, sin embargo, debería ser el señor Newlife, por su generoso regalo y su tremenda perspicacia deportiva", dijo Andrew Barton, responsable de marketing de la organización.

Sin embargo, éste no es el único legado de este tipo de Newlife a Oxfam, ya que había otra de sus apuestas otorgó a la ONG otros 21.000 euros en 2009, cuando Federer ganó su 14 título de Grand Slam.