La Roja sufre para batir este récord

La Selección sudó en Georgia para conseguir un nuevo hito: el récord de victorias consecutivas en una fase de clasificación. España no cede ningún punto desde el 8 de septiembre de 2007, cuando empató ante Islandia. Desde entonces, 23 partidos ganados con 64 goles a favor y 13 en contra.

La rocosa Georgia estuvo a tres minutos de acabar con uno de los récords más espectaculares conseguidos por la Selección española. En el minuto 87, Soldado derribaba la muralla georgiana a pase de Cesc tras un ejercicio de paciencia de los de Vicente del Bosque. Este gol permitía a 'La Roja' seguir haciendo historia y sumar su victoria número 23 consecutiva en una fase de clasificación.

España ha encadenado una espectacular racha de victorias. Esta historia comienza un 12 de septiembre de 2007 en la fase de clasificación para la Eurocopa de Austria y Suiza. Ese día, la selección de Luis Aragonés derrotaba a Letonia por 0-2 en Riga. Desde entonces, el combinado nacional no sabe lo que es perder ni tan siquiera empatar en la competición que da acceso a las grandes citas, el Mundial y la Eurocopa.

Dinamarca, Suecia e Irlanda del Norte fueron el resto de rivales que cayeron ante la Selección antes de la Eurocopa de Alemania y Austria. Tras el gol de Torres en la final ante Alemania y con el título continental bajo el brazo, España comenzó la fase de clasificación del Mundial de Sudáfrica 2010. Bosnia, Turquía, Bélgica, Estonia y Armenia fueron incapaces de doblegar a 'La Roja'.

Y tras el éxito del Mundial, llegó una nueva fase de clasificación impoluta para la Selección rumbo a la Eurocopa de Ucrania y Polonia. República Checa, Escocia, Lituania y Lietchenstein tampoco pudieron sumar ningún punto ante España. Ahora, 'La Roja' tendrá que ganarse un puesto en el Mundial de Brasil 2014 ante Bielorrusia, Francia, Finlandia y Georgia. Un camino que no será fácil, como quedó demostrado en Tblisi.

Una nueva era

La última vez que 'La Roja' cedió puntos en una fase de clasificación fue ante Islandia un 8 de septiembre de 2007, cuando el equipo dirigido por Luis Aragonés empataba en Reikjavik. Iniesta fue el encargado de igualar el partido a falta de cuatro minutos para el final, pero la Selección no se libró de las críticas por su mal partido.

Tras este empate en tierras islandesas nació una nueva España, invencible desde entonces en una fase de clasificación y que por el camino ha conquistado un Mundial y dos Eurocopas. En ese periodo, la Selección ha cosechado unos números espetaculares en fase de clasificación con 23 victorias, 64 goles a favor y 13 en contra. Bielorrusia y Francia son las siguientes amenazas que intentarán acabar con el récord de 'La Roja'.