Rossi se rinde al liderazgo de Lorenzo

"Ahora Jorge es el número uno de Yamaha". Así de contundente se mostró Valentino Rossi en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Indianápolis, el primero desde que el nueve veces campeón del mundo anunciase su regreso a la marca japonesa después de dos años en Ducati.

Tras la noticia de la vuelta de Rossi a Yamaha, todo el paddock esperaba ansioso la rueda de prensa de Indianápolis, que supone la vuelta de vacaciones y el pistoletazo de salida al tramo decisivo del Mundial. Además, las incendiarias declaraciones previas de Stoner habían avivado la curiosidad de todo el mundo del motociclismo.

Valentino volvió a lamentarse de no haber podido obtener los resultados esperados junto a Ducati: "Tratamos de ser competitivos, con un piloto y una moto italianos, pero por desgracia no ha sido así". Rossi reveló que han sido dos temporadas muy difíciles al no poder luchar por las victorias.

Pero lo más sorprendente fueron las buenas palabras que dirigió a Lorenzo, el que fuera su compañero hace dos años, con diversas polémicas en el box de Yamaha, muro incluido: "Ahora Jorge es el número uno en Yamaha, pero nuestra relación es buena". Rossi afirmó que se respetan mutuamente y que cree que pueden formar "un gran equipo juntos" y "lograr buenos resultados las próximas temporadas".

También fue tajante sobre el porqué escogió la marca de diapasón: "Pensé en qué moto sería la más competitiva para los próximos dos años, que podrían ser los últimos de mi carrera". Asegura que tiene ilusión suficiente para seguir más allá de los dos años que ha firmado, pero que solo lo hará si está "fuerte y rápido con la moto".

Reacciones de Lorenzo y Stoner

Jorge Lorenzo y Casey Stoner, principales candidatos a la victoria en Indianápolis, también comparecieron en la rueda de prensa previa al gran premio norteamericano. El español también comentó que la vuelta de Rossi "será interesante", sobre todo ver cómo pueden manejar el equipo entre ambos. "Es un gran placer volver a ser compañeros", sentenció.

Sobre el famoso muro que Rossi mandó colocar en su anterior etapa, Lorenzo también se mostró claro: "Siempre digo que lo del muro es una estupidez, no tiene sentido", ya que según él no sería bueno para ninguno. Sobre el Gran Premio, recuerda que ganó en 2009, pero que en las dos últimas temporadas ha sido una de sus peores carreras.

Por su parte, Stoner afirmó que sus declaraciones sobre Rossi eran "antiguas" y estaban "sacadas de contexto". Eso sí, mantiene todo lo que dijo. También aprovechó para elogiar a Lorenzo, asegurando que sabe "cómo manejar la presión" y calificando su temporada de "impresionante", más incluso que la de 2010. "Está siendo muy difícil estar delante con él", reconoció.