Rossi sintió la ayuda de Simoncelli en Misano

Valentino Rossi firmó su mejor carrera desde su llegada a Ducati, y dice estar seguro de haber contado con la ayuda "desde allí arriba" de su amigo Marco Simoncelli. 'Il Dottore' quiso dedicarle el segundo a 'SuperSic' en el que es para ambos el Gran Premio de casa.

"Este segundo puesto tiene un gran valor en muchos aspectos. El primero es que llega aquí en Misano, en mi Gran Premio de casa y donde están muchos de mis fans; pero sobre todo es un circuito que se llama Marco Simoncelli", se sinceró Rossi.

Destacó también que es un gran resultado para el equipo "y para todos los que han seguido creyendo, también en momentos difíciles". El segundo puesto de Misano supone el segundo podio de Vale en 2012 tras el logrado en Le Mans, y el tercero desde que llegó a Ducati en la temporada 2011.

Aunque reconoce que la ausencia de Casey Stoner y la temprana caída de Dani Pedrosa le ayudaron, y que el nuevo chasis de Ducati ha supuesto una mejora; Valentino Rossi tiene muy claro cual fue el hecho decisivo que le impulsó hasta la segunda plaza: "Estoy seguro de que Marco me ha ayudado desde allí arriba, y que está contento por mí y por su familia", confesó su amigo.

Bautista también se acordó

Rossi no fue el único que se sintió apoyado por Simoncelli en Misano. El español Álvaro Bautista -heredero de la moto que Simoncelli llevó en 2011-, que finalizó tercero sumando el primer podio de su vida en MotoGP, también atribuyó su gran resultado a la ayuda de Simoncelli: "Durante la carrera podía sentir su mano en mi hombro", explicó el talaverano.

"Siempre es bonito conseguir un podio, pero este es muy especial por muchos motivos ya expresados y también porque es el primero que consigo en MotoGP y ha llegado en un fin de semana muy especial para mí y para el equipo y en un circuito que ahora tiene el nombre de Marco en su honor", recalcó para concluir que estaba muy feliz "por el podio, por el equipo y por Marco".