Serie A - Chievo-Juventus: Mirando al Nápoles por el retrovisor (1-2)

La Juventus ganó al Chievo a domicilio con goles de Matri y Lichtsteiner y se vuelve a colocar líder a tres puntos del Napoles, segundo en la tabla. Thereau recortó distancias tras la reanudación, pero a partir de ahí el Chievo desapareció.

La Juventus llegaba a este partido con la necesidad de conseguir la victoria si no quería ceder a la presión a la que le está sometiendo el Napoles en las últimas jornadas, que con su victoria de ayer se ponía colíder con los mismos puntos en la clasificación. Anelka, flamante fichaje de los bianconeros en el mercado invernal, vio su primer partido desde el banquillo.

La primera parte comenzó muy con la igualdad como tónica general. La Juventus intentaba encontrar huecos en la defensa de su rival, pero la zaga del Chievo era muy compacta y la presión, adelantada, no dejaba pensar a los jugones del conjunto visitante. Todos los balones bianconeros pasaban por Pirlo, jugador encargado de darle criterio al fútbol de su equipo.

Con el paso de los minutos, la Juve se fue replegando y los errores defensivos locales comenzaron a aparecer. Antes del minuto 45, llegarían los dos tantos del líder. Hacia la mitad de la primera parte, un excepcional pase picado de Vidal era rematado de volea por Matri, cruzando el balón y haciendo imposible la parada de Puggioni. Al filo del descanso, un taconazo de Giovinco dejaba solo a Lichtsteiner, que hacía el segundo de su equipo.

Un reflejo para recortas distancias

El Chievo mostró su mejor cara tras la reanudación, pero solo le duró unos diez minutos. Eso sí, lo suficiente como para meter el miedo en el cuerpo de la afición bianconera. Thereau, muy activo durante todo el partido, disparo desde la frontal y el balón, tras pegar en Cáceres, se envenenó y se metió en la portería defendida por Buffon.

El Chievo, en lugar de aprovechar su inercia positiva, se replegó y la segunda parte fue un asedio constante de la Juventus, que tampoco gozó de ocasiones claras para aumentar la diferencia. Pogba, en dos ocasiones, mandó la pelota rozando el palo. De Ceglie, en otras dos, penetró por la banda sin éxito de cara a gol.

Con este resultado, la Juventus se vuelve a poner tres puntos por encima del Nápoles en la clasificación y el Chievo se queda en la zona media de la tabla.