Las siete razones para abanderar a Pau Gasol

Las primeras las dio el propio Alejandro Blanco, el presidente del Comité Olímpico Español, para la designación: "Pau representa los mejores valores del deporte y de la competición; ha sido y es un referente en el ámbito deportivo y en el olimpismo".

Blanco añadió que su persona y sus indudables méritos hacen del jugador de la selección española y Los Angeles Lakers "un modelo a seguir por toda la sociedad y, especialmente, por los más jóvenes". Algo por todo el deporte conocido. Hay no obstante otras muchas razones de las cuales elegimos siete tan simbólicas como reales.

Admiración

Rafa Nadal y Pau Gasol son los deportistas españoles más conocidos y mejor valorados por el público. Es lo que se desprende de los datos arrojados en el último barómetro de la agencia publicitaria Personality Media, que ayuda a elegir a las empresas qué personaje es el más adecuado para protagonizar sus campañas. Gasol es célebre por su apoyo a UNICEF así como por su cálida cercanía a los aficionados y en especial los más jóvenes.

Internacionalidad

El primer abanderado era sin duda el más internacional de nuestros deportistas. Sin Rafa Nadal la figura de Pau Gasol es la más universal de cuantas presenta la delegación española en los Juegos Olímpicos de Londres. El doble campeón de la NBA y campeón mundial entre un palmarés inigualable no solo son consecuencias de su altísimo nivel deportivo, sino la causa principal de ser considerado una estrella mundial.

Íntimo de Nadal

Rafa Nadal y Pau Gasol comparten algo más que profesión, éxito y liderazgo. Une a ambos deportistas una relación que va más allá de la amistad convencional. Rafa y Pau son íntimos amigos desde hace años. Son innumerables las pruebas y demostraciones públicas de su amistad pero tal vez ninguna tan visible y emotiva como la acaecida en la última edición de Roland Garros. Inmediatamente después de adjudicarse su séptimo entorchado en París Rafa ascendía grada arriba a abrazar a sus familiares y Pau Gasol. La escena, natural y espontánea, fue de las más hermosas de que puede hacer gala la Edad de Oro del deporte español.

Inglaterra

El Reino Unido en general e Inglaterra en particular representan como nadie la cultura de los deportes de césped. Inglaterra es una de las pocas naciones del mundo occidental donde el baloncesto es un deporte minoritario y a cuya representación internacional jamás acudieron los ingleses como potencia.

De manera que mientras Gasol es internacionalmente conocido como una de las grandes estrellas del deporte, no lo es con seguridad entre los ingleses. Por fin tendrán ocasión de conocerle y además en el mejor escenario posible, en la ceremonia inaugural de sus propios Juegos Olímpicos.

Seguimiento

El baloncesto es el deporte de equipo más importante en unos Juegos Olímpicos. La ausencia de Rafa Nadal concentra aún más las mejores esperanzas de medalla en la selección nacional de baloncesto, a cuyo seguimiento contribuye sin duda el papel de Pau como abanderado.

La última final olímpica, que protagonizó Pau y sus compañeros contra el Dream Team norteamericano, ha pasado ya a los anales como la mejor final de baloncesto en la historia olímpica. España estuvo cerca de lograr el sueño pero se alzó con la plata. Ahora tiene una nueva oportunidad, tal vez la última de conquistar esa gesta con la actual selección que lidera Gasol.

Fidelidad

El líder natural de la mejor generación en la historia del baloncesto español Gasol siempre ha mostrado su plena disposición para ayudar a la selección en cualquiera de sus categorías. Y a menudo a pesar de las habituales reticencias de las franquicias NBA -Memphis y Los Angeles-, responsables de sus contratos profesionales. Las dos ausencias más sonadas de Pau en su ya dilatada trayectoria profesional tuvieron lugar en el Europeo de 2005 y en el Mundial de 2010, cuando prefirió protegerse físicamente ante un calendario NBA extremadamente duro. En ambas ocasiones España ni rozó la gloria.

Altura

Un abanderado de altura. Es un juego de palabras y no lo es. Con 215 centímetros Gasol es el representante de la delegación olímpica española de mayor estatura. La bandera estará pues a mayor altura que nunca, como en un pebetero representado por uno de los mejores deportistas españoles de la historia.

Enhorabuena, Pau.