Soldado cree que no se ha ganado aún un puesto en 'La Roja'

Roberto Soldado, delantero del Valencia y de la selección española, que fue el autor del gol que le dio a España el triunfo en Georgia, en el primer partido de clasificación para el Mundial de Brasil, aseguró que pese a la importancia de su tanto no se ve como un fijo en el combinado nacional.

"Ni mucho menos me veo como un fijo, es un camino muy largo que acaba de empezar. Está claro que estoy contento por el gol, pero soy realista, sé que la competencia es muy alta. Se me ha dado una oportunidad y he hecho todo lo posible para aprovecharla. Ahora debo seguir trabajando fuerte con el Valencia para seguir teniendo oportunidades de ir", explicó.

Soldado, que se cayó a última hora de la lista para jugar la pasada Eurocopa, indicó que en este encuentro ante Georgia, en el que fue titular, no sintió una presión añadida por lo que sucedió este verano.

"Presión siempre la tienes y más cuando estás en el mejor equipo del mundo, los actuales campeones de Europa. Ser titular con ellos hace que la presión la marque uno mismo, porque sabe lo que puede aportar y quiere cumplir las expectativas que hay en él. Liberación al marcar siempre hay porque para el delantero es importante el gol y además fue importante para el equipo", destacó.

Sin fijos

El ariete valenciano no cree que en la selección española haya jugadores fijos, ya que comentó que "los que están, todos hacen méritos para estar, no hay ninguno fijo y cualquier jugador nacional que rinda bien en su equipo tiene opciones de ir a la selección. Unos han hecho muchos méritos para estar ahí y hay que respetarlo".

Cuestionado por lo que le había comentado el seleccionador nacional, Vicente del Bosque, a la conclusión del encuentro, explicó: "Me dio la enhorabuena, igual que al resto de los compañeros, porque sabía que no era fácil ganar ese partido y el mérito fue de todos, porque fue un esfuerzo importante para sacar esos tres puntos que eran fundamentales".

Primero está la Liga y luego la Champions

Sobre la actualidad de su equipo, Soldado aseguró que no piensan en el importante duelo de la Liga de Campeones ante el Bayern de Múnich en Alemania de la próxima semana. "Ahora en la cabeza sólo tenemos al Celta porque necesitamos los tres puntos y más ante nuestra afición, que se merece ver ganar al Valencia", dijo.

Pese a ellos, reconoció del Bayern que "ya vimos la temporada pasada su potencial, demostró ser uno de los mejores de Europa. No va a ser un partido nada fácil y más en su campo, pero plantamos cara al Real Madrid y al Barcelona en su casa y contra el Bayern no va a ser menos".

El futbolista, que acudió a la rueda de prensa junto a sus dos hijos, confesó que "llevo diez días fuera de casa sin verlos y para mí es lo más importante y el abrazo que me han dado al salir del colegio ha sido lo mejor".