Song y Modric, a animar un insípido mercado

A falta de dos semanas para que se cierre el mercado de fichajes, la actividad resulta exageradamente baja si se compara con campañas anteriores. Hasta el momento se han gastado solo 41 millones de euros en la Liga en fichajes, una cifra similar a la que se pagó por Falcao o Villa.

Bien sea por la crisis o por la incesante actividad de un verano marcado por la Eurocopa y los Juegos Olímpicos en el mundo del deporte, lo cierto es que esta pretemporada estamos viendo muchas menos imágenes de futbolistas posando con sus nuevas camisetas. Lejos quedan las faraónicas presentaciones de futbolistas como Cristiano Ronaldo, Ibrahimovic, Kaká o Cesc Fábregas.

Y es que en los últimos tres años hemos podido comprobar cómo los clubes de la Liga han pasado de desembolsar cerca de 500 millones de euros a hacerlo en menos de un 10%. Hasta la fecha, los clubes han gastado 41 millones de euros, un millón más de lo que costaron jugadores como David Villa o Radamel Falcao.

Resulta sorprendente que, además, en esta temporada no se haya realizado ningún fichaje por encima de los 10 millones de euros con la excepción de Jordi Alba, uno de los más madrugadores. A falta de que se solucionen los culebrones de jugadores como Alexander Song o Luka Modric, pocas opciones más se atisban de grandes operaciones.

La operación salida sí funciona

Sin embargo, si en el capítulo de altas las cifras son más bien escasas, en el de salidas los números son bien distintos. Las ligas europeas han decidido 'pescar' en el fútbol español y jugadores como Santi Cazorla (al Arsenal por 16 millones), Toto Salvio (al Benfica por 11 millones) o Álvaro Domínguez (al Moenchengladbach por 8 millones) han emigrado al extranjero.