El Spartak buscará retomar la mala racha rusa del Barcelona

Tito Vilanova tendrá que prestar especial atención a la propuesta futbolística que Unai Emery presente el miércoles en el Camp Nou. El último equipo que salió con tres puntos del Camp Nou fue el Rubin Kazán, también ruso, uno de los clubes que más se le atragantaron a Pep Guardiola en el banquillo.

Dieciseis partidos lleva el Barcelona sin conocer la derrota ante su afición en la Champions League. En las últimas dos temporadas, trece victorias y tres empates adornaron la trayectoria de Pep Guardiola y dotaron de un aire de invulnerabilidad al coliseo azulgrana.

La visita del Spartak de Moscú de Unai Emery no debería suponer mucho quebradero de cabeza para Messi y compañía, pero Tito Vilanova tiene un precedente que recordar a sus jugadores para evitar relajaciones inoportunas en el debut europeo.

El último equipo en llevarse los tres puntos del Camp Nou procedía también de Rusia. El Rubin, con Kurban Berdyev en el banquillo, consiguió sacar un 0-1 milagroso en el que los de Kazán dieron a conocer su temible línea defensiva, el hueso que Guardiola nunca pudo roer como le hubiera gustado.

El perfil del Spartak es bastante más ofensivo, con jugadores como el español Jurado en su plantilla y varios brasileños que darán más vistosidad al juego, pero Tito Vilanova ya demostró no fiarse en el partido del fin de semana pasado ante el Getafe, en el que dio descanso a algunas de sus principales figuras, como es el caso de Messi y Alves. El miércoles se verá si los equipos rusos siguen atragantándose al Barcelona.