Sucesos - El padre de la agresora de la familia de Paco González pone el foco en el periodista

Tras la agresión a la mujer e hija de Paco González, el padre de la acusada quiere que se tenga en cuenta la actitud del periodista antes de suceder el ataque. El padre de la joven explicó al diario 'El Mundo' que González debería haber cortado el contacto con la acusada, que visitó su programa en numerosas ocasiones, al ver que no estaba en plenitud de condiciones psicológicas.

Mientras continúan las investigaciones para determinar las razones por las que Lorena Gallego atacó e hirió a la mujer e hija del periodista Paco González, el padre de la agresora ha querido que los medios y la opinión pública se fije en las acciones del presentador del ‘Tiempo de Juego’ de la Cadena Cope.

El padre de la acusada, en declaraciones recogidas por Javier G. Negre en la sección ‘La Otra Crónica’ del diario ‘El Mundo', reconociendo la gravedad de los hechos, acusa a Paco González de haber dado mucho pie a que la obsesión de su hija por él no tuviera una barrera. “Está claro que si iba tanto al programa era con su consentimiento porque ahí no entra cualquiera. Además, Paco se debería haber dado cuenta de que no estaba bien y tendría que haberse puesto en contacto con sus padres” explica el progenitor de la agresora en ‘El Mundo’.

Contacto con el periodista

La acusada, tal y como explica su padre, habría acudido casi 100 veces al programa en los últimos tres años y que su ilusión era acabar su turno de trabajo en Valladolid y salir hacia Madrid para estar en vivo durante la grabación de ‘Tiempo de Juego’.

En ese relato, el padre va más allá respecto al contacto de su hija y el periodista. Primero señaló que Lorena Gallego llegaba a veces a las ocho de la mañana a Valladolid tras, supuestamente, pasar toda la noche de fiesta con Paco González y luego comentó que su hija le había dicho que el propio periodista de la Cope habría acudido en alguna ocasión a la ciudad vallisoletana. De estos encuentros no hay ninguna prueba o constancia tal y como pone Javier G. Negre en su reportaje publicado en ‘El Mundo’.

Según relata la misma noticia, Paco González habría decidido cortar hace un año su amistad con Lorena Gallego. Esto sentó muy mal a la joven, que se encerró en sí misma y comenzó a actuar de forma poco equilibrada. Tal y como recoge el artículo de 'El Mundo', un camarero de uno de los restaurantes del pueblo vallisoletano donde vivía la joven, explicó que a Lorena "le daban vaivenes, se ponía a chillar por la calle y no estaba bien".