Suecia se lleva el título que mereció España

La selección española femenina sub-19 cae en la final del Europeo al recibir un gol de Suecia en la prórroga que echó por tierra todas las ilusiones de las chicas de Ángel Vilda. La Rojita desplegó un fútbol muy superior al sueco, pero un desafortunado error de Lola fue aprovechado por Díaz.

Ángel Vilda ha creado un grupo de jugadoras capaces de cuestionar la supremacía internacional del fútbol femenino en los próximos años. La tradición indica que Alemania, Suecia y Francia son las principales selecciones a nivel europeo, pero las cosas comenzaron a cambiar cuando el grupo que ayer se quedó a las puertas de su primer Europeo sub-19 se impusieron en el Europeo sub-17 y firmaron un papel memorable en el Mundial de la misma categoría.

Las estrellas de Ángel Vilda responden al nombre de Lola, Amanda, Pinel o Alexia, y son capaces de cuestionar la superioridad física sueca con el talento y la posesión del balón como armas principales. La propuesta del entrenador sueco, Calle Barrling, primaba el físico y los balones largos en busca de Rubensson o Hammerlund como única baza, estrategia que la 'Rojita' supo desactivar durante la primera parte.

Las ocasiones de gol más peligrosas tenían la firma de Raquel Pinel. La delantera del Valencia demostró ser un prodigio de técnica y picaresca, lo que amargaba a las centrales nórdicas, más acostumbradas a un perfil de delantera más típico del que se encontraron en la final de Antalya. Las dudas de la portera sueca Höglander no contribuyeron a justificar el papel de favorita de Suecia, y hacían que la medular española adelantara aún más su posición.

La posesión aumentó hasta niveles apabullantes en la segunda parte, y los balones aéreos seguían suponiendo un calvario para Höglander, pero Suecia tenía un as en la manga en forma de calor turco. Las altas temperaturas de Antalya comenzaron a pasar factura a ambos equipos, pero sobre todo afectó a las puntas de lanza españolas. Alexia y Pinel no pudieron terminar los noventa minutos y tuvieron que ser sustituidas cuando mayor sensación de peligro desprendían, algo que Suecia agradeció cuando la colegiada francesa Stéphanie Frappart señaló el final de los noventa minutos y el inicio de una prórroga fatal para los intereses de Ángel Vilda.

Aunque la posesión en el tiempo extra seguía siendo patrimonio español, las jugadas de ataque comenzaron a brillar por su ausencia, siendo víctimas ya las chicas de la sub-19 del calor y del cansancio acumulado de todo el torneo. Llegó entonces la oportunidad sueca, aislada en el tiempo tras más de una hora de no merodear el área de Lola. Jonna Andersson penetró por banda izquierda y habilitó un balón hacia el centro que parecía fácil, pero Lola no llegó a blocarlo, dejándolo muerto para que Malin Díaz -la única jugadora sueca a la que se adivina un futuro prometedor- remachara las esperanzas españolas, ya irrecuperables a falta de diez minutos para el final de la prórroga.

El cronómetro siguió corriendo implacable mientras la impotencia se apoderaba de la selección española, cuyas jugadoras terminaron derrumbadas física y moralmente, aunque por delante tengan la misión de situar a España en lo más alto del panorama internacional del fútbol femenino a medio y largo plazo. Con Ángel Vilda al mando, el futuro no puede ser más que halagüeño para Lola, Alexia, Nago, Virginia y compañía.

Ficha técnica: Suecia: Höglander; Glas, Ilestedt, Nordin, Eriksson; Díaz, Bostrom (J. Andersson, 34'), P. Andersson, Hurtig (Whalberg, 113'); Rubensson y Hammarlund.(Rolfo, 104')

España: Lola; Carreño, Ivana, Pereira, Idaira; Amanda, Nagore, Gema (Troyano, 84'), Virginia, Alexia (Nelly, 83'); y Pinel (Marina, 89')

Gol: 1-0: Díaz (108')

Árbitra: Stéphanie Frappart. Amonestó a Amanda (83')