Suspendida definitivamente la Supercopa de Cataluña

La Federación Catalana de Fútbol (FCF) decidió suspender definitivamente la primera edición de la Supercopa de Cataluña, que iba a enfrentar al Barcelona y al Espanyol, por la falta de acuerdo entre las partes, según informó el organismo federativo.

El partido estaba previsto para el 31 de agosto en el Estadio Olímpico de Montjuïc, pero ante la decisión del Barça de desplazar a su equipo filial, la Federación decidió suspender el partido, aunque en una reunión del pasado 30 de agosto entre las partes, el presidente de la FCF, Andreu Subies, propuso la fecha del 26 de septiembre.

El Barcelona aceptó, aunque sin garantizar la alineación de los jugadores del primer equipo, pero el Espanyol se ha negado a jugar en esta fecha avanzada en septiembre, alegando cuestiones deportivas.

Dada esta falta de concreción, la Catalana ha optado por suspender esta primera edición de la Supercopa de Cataluña, que se fraguó hace unos meses en la Generalitat entre todos los estamentos para dar un impulso al nuevo formato y denominación de la que hasta el año pasado se denominaba Copa de Cataluña.