Supercopa de España - Tito Vilanova no se fía de la supuesta crisis del Real Madrid

Tito Vilanova no espera un partido sencillo en la vuelta de la Supercopa de Europa ante el Real Madrid, y no se fía del mal momento que atraviesa el Real Madrid, sin victorias tras tres partidos oficiales esta temporada. El entrenador azulgrana se mostró tranquilo ante la designación de Mateu Lahoz.

"Sabemos que, para ganar esta Supercopa, tenemos que marcar en el Bernabéu", advirtió el entrenador del Barcelona, Tito Vilanova, quien considera el 3-2 de la ida "un resultado algo justo para llevarse el título".

Vilanova espera un Real Madrid que saldrá "a buscar el partido desde el inicio". Como ocurre casi siempre en los clásicos que se disputan en Chamartín. "Apretarán de inicio, intentarán marcar un gol rápido y hacernos dudar", indicó.

Además, el técnico del conjunto azulgrana cree que el hecho de que los jugadores blancos no hayan ganado ninguno de sus tres partidos oficiales disputados esta temporada "les hace aún más peligrosos". De hecho "ir a Madrid y pensar que tendrás un partido fácil es imposible, porque son muy buenos".

En cualquier caso, y aunque reconoce que "lógicamente ganar la Supercopa es mejor que no hacerlo", Vilanova considera que este título "no va a marcar el resto de la temporada".

Por eso, no cree que tenga sentido valorar los cinco puntos que su equipo le saca ya al eterno rival tras las dos primeras jornadas de Liga.

"Esto no ha hecho más que empezar", ha advertido el preparador catalán, para quien "no quiere decir nada" las siete partidos que encadenó sin perder en el Bernabéu (cinco victorias y dos empates) como segundo de Pep Guardiola.

Todavía no sabe si podrá contar para el encuentro con el central Carles Puyol, quien se fracturó el pómulo derecho ante Osasuna y esta tarde ha hecho parte del entrenamiento con una máscara de protección.

"Mañana veremos como se encuentra, consultaremos a los médicos y decidiremos, pero si hay alguna posibilidad de riesgo, no estará", ha adelantado al respecto.

Dirigirá el choque Mateu Lahoz, al que Vilanova considera "un buen árbitro porque pita a los dos equipos por igual", aunque ha advertido que sus jugadores deberán ser conscientes de que este colegiado "deja jugar" donde otros prefieren parar el juego.

Ante el Real Madrid, podría tener sus primeros minutos el camerunés Alex Song: "Veremos a ver si puede debutar en función de cómo vaya el partido. La posición de pivote es muy importante para nosotros y tiene unos mecanismos muy claros que debe aprender. Y aunque aprende rápido, solo lleva una semana con nosotros".

Vilanova, que se ha felicitado porque Thiago Alcántara, baja los últimos meses por un edema en la tibia derecha, por fin ha completado el entrenamiento con el resto del grupo, también ha salido en defensa de Cesc Fàbregas, criticado por su pobre rendimiento en esta última temporada.

"Analizar el rendimiento de Cesc por dos partidos, no es normal. Aparte de que es muy joven, es muy bueno. Viene de hacer una Eurocopa fantástica, de nuestros interiores es el que más llegada tiene y estoy convencido de que hará una gran temporada", ha subrayado.

También ha hablado de la reticencia del centrocampista Jonathan dos Santos a marcharse cedido a otro equipo, pese a que el propio Vilanova ya le ha dicho que no tendrá minutos esta temporada.

"Yo no tengo ningún problema en que, como Afellay o Fontàs, Jonathan se queden en el Barcelona. Si se quedan, los trataremos como a uno más de la plantilla, porque son chavales excelentes, pero a Jonathan no le puedo engañar, porque se trata de su carrera profesional, aunque lógicamente tiene capacidad para triunfar aquí o en otro equipo, porque es un jugador de muchísimo nivel", ha concluido.