Sucesos - La trágica muerte de una promesa del deporte

Se llamaba Eduarda Mello y era una de las mayores promesas de la gimnasia. Falleció tras un trágico accidente de tráfico a los 17 años. La brasileña era subcampeona nacional de gimnasia rítmica.

La brasileña Eduarda Mello de Queiroz, subcampeona nacional de gimnasia rítmica, murió a los 17 años en un accidente de tráfico ocurrido en la ciudad de Viana, en el estado de Espíritu Santo, informaron fuentes federativas. Según la policía, el accidente ocurrió en las afueras de Viana, cuando el automóvil en que viajaban la gimnasta y otras dos personas se fue por un barranco por razones hasta ahora no aclaradas y acabó impactando contra un árbol. El conductor del vehículo, identificado como Luiz Felipe Costa, fue ingresado en un hospital en estado grave y la tercera ocupante, la también gimnasta Natalia Gaudio, sufrió sólo unas heridas leves.

Una gran promesa de la gimnasia Mello de Queiroz estaba considerada como una de las mayores promesas del deporte brasileño y a fines del mes pasado logró el segundo lugar en el campeonato nacional por equipos.

Era hija de Mónika Queiroz, técnica de las selecciones brasileñas de gimnasia rítmica que participaron en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, en 2007, y en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. "Es un momento delicado y muy triste para la familia y para toda la gimnasia brasileña", declaró a medios locales el supervisor de selecciones de la Confederación Brasileña de Gimnasia, Klayler Mourthé