El traslado del pebetero apaga la llama olímpica

La llama olímpica, alojada en el estadio de Londres, se apagó de manera intencionada para cambiar la localización del pebetero. Esto ha provocado el malestar de los asistentes a los Juegos Olímpicos ya que el fuego debe estar encendido durante toda la competición.

La llama olímpica, uno de los principales emblemas de los Juegos Olímpicos, se ha apagado. La llama, que debe permanencer encendida todo el tiempo que dure la competición, se apagó durante el traslado del pebetero a otra parte del estadio de Londres.

La situación del pebetero despertó muchas críticas desde el primer momento ya que el fuego sólo lo podían ver las personas que estuvieran dentro del recinto, por lo que se decidió cambiarlo de sitio para que pudiera verlo todo el mundo. La polémica se ha incrementado al conocer que la llama se ha apagado intencionandamente.

"El fuego se ha apagado para permitir el traslado del pebetero. Tuvimos que desmontarlo todo y prepararlo para el atletismo. Sabíamos que el pebetero estaría en el centro del estadio durante la inauguración y que lo moveríamos más tarde al nuevo emplazamiento, que recuerda al que tenía en los Juegos de 1948", ha afirmado Jackie Brock-Doyle, responsable de comunicación y relaciones públicas del LOCOG, a la agencia AFP. Aun así, ha indicado que se volvió a encender con una de las antorchas utilizadas en la ceremonia inaugural.

Todos los Juegos Olímpicos, en Eurosport

Eurosport Televisión y Eurosport Player emiten en directo los Juegos Olímpicos de Londres. Abónate a Eurosport Player desde 3,90 euros al mes y disfruta del mejor espectáculo del mundo del deporte en tu ordenador y dispositivos móviles.

Además, puedes conocer al instante todo lo que está sucediendo en los Juegos Olímpicos. Solo tienes que descargarte nuestra aplicación para móviles y estarás informado al minuto donde quiera que estés.