La tristeza de Ronaldo es un mal ejemplo

"Lo que sus ídolos hacen, los niños lo imitan", dice una campaña que busca hacer reflexionar sobre la repercusión de ciertos actos de las estrellas más mediáticas en los niños. La tristeza de Cristiano Ronaldo, según el festival de comunicación infantil El Chupete, puede ser una influencia negativa.

La tristeza de Cristiano Ronaldo traspasa, como todos sus actos sobre un terreno de juego, al mundo del fútbol. Con un mensaje que se transmitió en la VII Edición del Festival de El Chupete, sobre comunicación infantil, se pretende hacer reflexionar sobre la relación de los cracks del deporte y su influencia en los niños.

«Una vez más, es necesario hacer reflexionar a personajes públicos, de la talla de Cristiano Ronaldo, a que se den cuenta de que sus acciones públicas tienen un efecto en la infancia, y que ellos representan el modelo al que muchos niños aspiran a ser», explican los organizadores del festival con declaraciones recogidas por el diario ABC.

El enfado del jugador del Real Madrid puede, según El Chupete, provocar que los menores puedan recibir un mensaje erróneo con el que interpreten que pueden conseguir sus objetivos con enfados injustificados.

Más reflexión

Desde El Chupete aseguran que el mensaje que transmite Cristiano Ronaldo "llega a desdibujar al deportista creando la imagen de un profesional orgulloso más preocupado por su nómina que por disfrutar con su trabajo", con el que sueñan millones de niños. "Ronaldo no está trasmitiendo la imagen que de él se espera, ser un profesional de deporte y un ejemplo a seguir por millones de niños", añaden.

Con el lanzamiento de este tipo de campañas se busca concienciar sobre la importancia de las figuras mediáticas a la hora de transmitir los valores adecuados a la sociedad, especialmente a aquellos sectores más maleables como los niños, quienes necesitan de los ejemplos adecuados para su aprendizaje por imitación.