El Valladolid, fuera de la ACB

La ACB no inscribió al Valladolid para la temporada 2012/13 por no tener clara su viabilidad, por lo que no jugará la próxima edición de la Liga ni formará parte en el futuro de la ACB. No obstante, la asociación deja un plazo de 10 días para que el máximo accionista presente su proyecto de futuro.

La ACB resolvió no inscribir al Valladolid en las competiciones profesionales y que este club cause baja en la organización, aunque también decidió atender la solicitud de ese club de conceder diez días de prórroga para liquidar su deuda.

En la nota publicada, la ACB afirma haber decidido: "Que el CB Valladolid SAD no sea inscrito en las competiciones profesionales y cause baja como socio de la Asociación al constatar que el club no cumple con la norma de no tener cantidades pendientes de restitución al Fondo Especial de Garantía ni deudas con la ACB y no presentar garantías suficientes que justifiquen la viabilidad del proyecto".

"No obstante, la ACB atenderá la petición de prórroga solicitada esta tarde por el Valladolid y le concederá un plazo de 10 días hábiles para liquidar su deuda con la organización", agrega esa organización.

En la nota considera: "Una vez concluido el plazo estipulado para la inscripción en la competiciones profesionales, establecido para antes del día 15 de julio según la reglamentación de la Asociación, la ACB ha constatado que el CB Valladolid SAD ha sido el único club que ha incumplido la norma de no tener importes pendientes de restitución al Fondo Especial de Garantía ni deudas con la ACB".

"La decisión se adopta de conformidad en lo establecido en los Estatutos, Reglamento y Normas de Competición de la ACB, y ha sido aprobada por la Comisión Delegada y el resto de clubes y será ratificada en la Asamblea General que se celebrará mañana", argumenta.

También revela: "Los conceptos de dichas cantidades son de diversa naturaleza, si bien son de destacar las partidas por la ejecución del Fondo Especial de Garantía Salarial, producto de los impagos de salarios, y por cifras relevantes, a la totalidad de la plantilla deportiva (jugadores y cuerpo técnico) a los que hay que añadir los incumplimientos reiterados de los compromisos adquiridos por el club con la organización y sus clubes integrantes".

"La ACB ha invitado al club, representado por su presidente, José Luis Mayordomo, a exponer personalmente a la Comisión Delegada sus argumentos, manifestando este su imposibilidad de atender los pagos adeudados", afirma la nota pública.

La organización que rige la liga de baloncesto profesional en España añade: "Tras escuchar su intervención y analizar posteriormente el informe de situación del club vallisoletano y el riesgo futuro que podría existir para la competición debido a su viabilidad económica, los miembros de la Comisión han estimado conveniente solicitar al CB Valladolid la presentación de una garantía que acreditase el pago de la cantidad adeudada".

"Asimismo, la ACB, a través de su presidente, Eduardo Portela, ha intentado contactar sin éxito con el accionista mayoritario de la sociedad para conocer el grado de apoyo y viabilidad del proyecto", revela el comunicado, que añade: "La ausencia final de cualquier tipo de garantía ha determinado el mantenimiento de la resolución adoptada por la ACB y los clubes".

"Con posterioridad a esta decisión, el CB Valladolid ha enviado un escrito a la ACB solicitando un aplazamiento de 10 días argumentando la falta de una parte de la documentación precisa para su inscripción. Sin perjuicio del mantenimiento de la resolución adoptada, que la Asamblea deberá ratificar mañana, la ACB ha decidido conceder un plazo de días 10 días hábiles para aportar dicha documentación", anuncia.

También informa de que la fecha de finalización del citado plazo concluirá el 27 de julio.

"Una cortina de humo"

El director general de CB Valladolid, David Yustos, considera que la prórroga de diez días que confirmó la ACB para que el club liquide su deuda con la organización -de cerca de 150.000 euros- es "una cortina de humo" para culpar a los vallisoletanos de la situación.

Según Yustos, "el dinero del canon aportado por el club, de casi 2 millones de euros, del que han cogido el dinero para el Fondo de Garantía Salarial que ahora nos reclaman, es una garantía suficiente de viabilidad".