Vasco cierra sus quintos Juegos con una décima plaza en marcha

La española María Vasco cerró en Londres con la décima posición en la prueba de 20 kilómetros marcha su quinta participación en unos Juegos Olímpicos. Pese a perder también el diploma, se mostró menos apenas al haberlo conseguido su compatriota Pascual.

"He salido a disfrutar en mis quintos Juegos, los últimos", afirmó Vasco, de 36 años, que también sufrió en la carrera, sobre todo en los últimos cuatro kilómetros, en los que vio como la portuguesa Ana Cabecinha y la también española Beatriz Pascual le relegaban a la décima plaza, fuera de los diplomas olímpicos. "He disfrutado mucho al tiempo que sufrí porque, evidentemente, hay que sufrir y darlo todo hasta el final. No he dejado nada. La única pena que me queda es que se ha escapado el diploma olímpico", señaló Vasco.

La corredora barcelonesa, que comenzó su andadura olímpica en Atlanta 1996, participó en una prueba en la que se impuso la rusa Elena Lashmanova con un récord el mundo, mientras que su compatriota Olga Kaniskina se llevó la plata y la china Shenjie Qieyang el bronce. "He salido en un segundo grupo porque el primero sabíamos que iba muy rápido. He pasado un diez mil quizás un pelín más rápido de lo que debía y, claro, al final los dos o tres últimos kilómetros se me han hecho duros", refirió la española.

El diploma se lo "quitó" su compañera Pascual

Vasco señaló que tuvo unas sensaciones "muy buenas" durante la carrera, si bien se le escapó el diploma: "Me lo ha quitado mi compañera. Prefiero que me lo quite ella a que me lo quite otro país, desde luego, pero no me lo tendría que haber quitado nadie", dijo entre risas la atleta, que se acercó a charlar con los periodistas junto con Pascual y María José Poves, la otra española en la prueba, que terminó duodécima. "Me he encontrado muy bien, volaba, estaba excelente, pero había que encontrarse excelente durante 20 kilómetros, y la prueba empieza en el 16. A falta de cuatro kilómetros no iba justa, pero ya no tenía un séptimo cambio de ritmo", analizó la española.