Verdasco supera sus límites en Shanghai

El tenista español Fernando Verdasco derrotó al favorito Juan Mónaco en la segunda ronda del Masters 1.000 de Shanghái, un hito que el madrileño no había conseguido superar hasta ahora. El partido quedó decantado del lado de Verdasco con facilidad, ya que se impuso en dos sets por 6-4 y 6-2, y se enfrentará en la siguiente ronda al croata Marin Cilic, décimo favorito del torneo chino.

El español Fernando Verdasco derrotó al argentino Juan Mónaco, séptimo favorito, por 6-4 y 6-2 en la segunda ronda de Shanghái, su frontera hasta hoy en este Masters 1.000.

En las dos anteriores ocasiones que Verdasco había visitado Shanghái había caído siempre en segunda ronda. En 2009, contra el croata Ivan Ljubicic, y el pasado año contra Juan Carlos Ferrero. Mónaco, por su parte, sigue sin conocer la victoria aquí. Cedió en 2009 ante el serbio Victor Troicki y el año pasado ante el suizo Stanislas Wawrinka.

En el último partido de la jornada el zurdo madrileño se impuso en 85 minutos, para lograr la cuarta victoria en diez encuentros contra Mónaco, un rival que está desarrollando la mejor temporada de su carrera.

Verdasco se hizo con el primer parcial gracias a una rotura en el tercer juego, salvando las dos oportunidades que tuvo 'Pico'. Verdasco dominó tranquilo después sintiéndose cada vez mejor en la pista central del Centro de Tenis Qi Zhong.

Una nueva rotura en el quinto juego del segundo parcial hizo que la moral del madrileño subiese más enteros y dominase con más tranquilidad desde el fondo para de nuevo robar el saque en el sexto con una gran derecha en paralelo, que le hizo girarse y mostrar con orgullo el puño a su padre José y a su preparador físico Vicente Calvo.

Ahora, Verdasco se medirá contra Cilic, que venció al eslovaco Martin Klizan, reciente ganador en San Petersburgo, por 7-5 y 6-1.

Recobrando esperanzas

Fernando Verdasco se mostró optimista al finalizar el partido ante Mónaco: "En los dos torneos anteriores había jugado a un gran nivel pero perdí con grandes jugadores, Tipsarevic, en Bangkok, teniendo bolas de set, y con Querrey (primera ronda) en una pista muy rápida como es la de Pekín, que le beneficiaba a él", dijo Verdasco.

"Hoy ha sido un poco duro mentalmente, pero con esta victoria me llevo una alegría importante y muy grande", añadió. "Ha sido un partido muy completo en general. El saque, muy solido, durante todo el partido pero también he sabido jugar muy bien con el resto en los momentos claves para meterle presión y luego jugar con calma, y hacer lo que tocaba para ganar".

Sobre el croata Marin Cilic, el madrileño admitió que era de los peores en este tipo de pistas. "Es muy peligroso, quitando los súper 'top', como Federer, Djokovic, Murray y compañía, es de los siguientes de nivel. Tienen un gran saque, resta bien, tiene buenas armas de todos los lados. En estas pistas es de los más complicados pero ya es una tercera ronda y no puedo esperar otro peor que él", dijo.

"La última vez le gané en París Bercy, el año pasado. Tengo que jugar como hoy y así tendré posibilidades de ganar", recalcó Verdasco.