Vettel, sin sanción tras molestar a Alonso

La pole de Sebastian Vettel estuvo en entredicho durante tres horas por estorbar a Fernando Alonso, pero finalmente se libró de la sanción. Los comisarios se conformaron con una reprimenda al alemán, en una controvertida decisión que puede influir en la resolución del título de la Fórmula 1.

Fue una vuelta caótica provocada por el trompo de Kimi Raikkonen, que penalizó a varios pilotos -entre ellos, Alonso y Hamilton- que venían en vuelta rápida. Pero además, el español perdió tiempo al adelantar a Vettel, que había abortado su vuelta y rodaba demasiado lento y haciendo zig-zag.

El propio Alonso fue con Massimo Rivola a explicar lo sucedido durante quince minutos, pero tres horas después del final de la sesión, se hizo pública la decisión de no sancionar al piloto de Red Bull, que salió de la acción con su segunda reprimenda de la temporada, tras la que se llevó por chocar con Bruno Senna en el Gran Premio de Canadá.

Según los últimos cambios en el reglamento de la Federación Internacional de Automovilismo, tres reprimendas equivalen a una sanción de diez puestos en parrilla, por lo que si vuelve a ser reprendido por los comisarios no se podrá librar de la sanción.

La mala suerte de Alonso

Fernando Alonso marcó el séptimo mejor tiempo, pero con la penalización de cinco posiciones a Button por sustituir la caja de cambios accedía a la sexta posición de la parrilla. Sin embargo, tres de las cuatro investigaciones abiertas tras la clasificación implicaban a pilotos que habían calificado por delante suyo, por lo que podría haber avanzado hasta la tercera posición.

Además de Vettel, también estaban bajo sospecha Kamui Kobayashi -por hacer su mejor tiempo bajo banderas amarillas- y Romain Grosjean -por bloquear a Paul Di Resta en la Q2-, pero tampoco fueron sancionados. Alonso declaró que, de no haber levantado el pie, tal y como hizo el piloto nipón, habría registrado el cuarto mejor tiempo, lo que le habría valido para salir tercero.

Pero lo más curioso de todo es que la única sanción que se produjo fue precisamente la única que no ayudaba en nada a Alonso. Jean-Eric Vergné fue penalizado con tres puestos en parrilla por haber obstruido al brasileño Bruno Senna, por lo que el francés cae hasta la 19ª plaza, mientras que el propio Senna gana un puesto.