Liga - El Barça remonta con un aliado inesperado

El conjunto azulgrana dio la vuelta al encuentro en el Sánchez Pizjuán con un doblete de Cesc y un tanto decisivo de Villa (2-3). Mateu Lahoz se convirtió en el protagonista del encuentro con una rigurosa expulsión a Medel y una ignorada mano de Thiago previa al segundo tanto azulgrana.

Un Barcelona de récord suma y sigue con su sexta victoria consecutiva en Liga, aunque esta vez la polémica fue protagonista. Mateu Lahoz tomó algunas decisiones muy discutidas por los jugadores sevillistas y por su entrenador, que finalizó el partido expulsado. Cesc y Villa, dos jugadores en el punto de mira, fueron los otros aliados inesperados para los culés en Nervión.

El Barcelona salió al césped del Sánchez Pizjuán con la lección aprendida y neutralizó el espídico inicio sevillista que tantos disgustos costó al Real Madrid hace unas semanas. A base de toque, los de Tito Vilanova se hicieron con el control desde el saque inicial. La presión hispalense era improductiva ante las rápidas combinaciones de los atacantes azulgranas.

Pero al Barça le costaba llegar con peligro al área rival. Casi un cuarto de hora tardó Messi en probar las manoplas de Palop con un disparo cruzado. Los azulgranas se tomaron un respiro, pensando que tenían el partido controlado. Este parón lo aprovechó el Sevilla para hacer el primero tras un trallazo de Trochowski, que las manos blandas de Valdés no pudieron repeler. El centrocampista polaco, que se retiró lesionado minutos después, ya abrió el marcador ante el Real Madrid.

Los pupilos de Vilanova no encontraban el camino hacia la portería defendida por Palop, mientras que el Sevilla se mostraba muy suelto en ataque lanzando rápidas contras. Negredo avisó con un disparo al palo largo que se marchó por poco y ejecutó tras el descanso subiendo el segundo al marcador. El ex del Real Madrid aprovechó un regalo de Busquets y la vulnerabilidad de Song para picarla por encima de Valdés.

Remontada polémica

El partido se ponía muy cuesta arriba para el Barcelona, que había caído en el error que había sabido evitar en el primer tiempo. Pero el talento de los azulgranas no tardó en aparecer, primero con un disparo cruzado de Pedro y luego con un zurdazo del diestro Cesc, que se coló como una exhalación en la portería hispalense.

El Barcelona empezó a asumir riesgos y las ocasiones de sucedieron en un partido roto. Messi estuvo cerca de empatar con una falta que Palop desvió a córner con una mano prodigiosa en la escuadra. Mateu Lahoz, uno de los colegiados más apreciados de Primera, decidió asumir protagonismo expulsando a Medel por una supuesta agresión sobre Cesc. El chileno se equivocó, pero el barcelonista exageró de manera poco decorosa.

Tito Vilanova fue no especuló y fue a por el partdo introduciendo a Villa por Alves. La polémica volvió a hacer acto de presencia en el tanto del empate azulgrana. Thiago robó en el centro del campo tras tocarla con la mano y Messi metió un gran pase en profundidad para Cesc, que fusiló a Palop. Lahoz añadió cinco minutos, el tiempo suficiente para que Villa recibiera una nueva asistencia del '10' para culminar la remontada ante el monumental enfado de todo el sevillismo.

LA FICHA DEL PARTIDO:

2 - Sevilla FC: Palop; Cicinho, Botía, Spahic, Fernando Navarro; Maduro; Jesús Navas, Medel, Rakitic (Kondogbia, m.76), Trochowski (Manu del Moral, m.38); y Negredo (Luna, m.80).

3 - FC Barcelona: Valdés; Alves (Villa, m.79), Mascherano, Song, Jordi Alba; Xavi, Busquets (Thiago, m.76), Cesc Fábregas; Alexis (Tello, m.70), Messi y Pedro.

Goles: 1-0, M.26: Trochowski. 2-0, M.48: Negredo. 2-1, M.53: Cesc Fábregas. 2-2, M.89: Cesc Fábregas. 2-3, M.93: Villa.

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (C. Valenciano). Expulsó con roja directa al sevillista Medel (m.72), por agredir a un contrario, y al técnico Míchel (m.89), por protestar tras el empate a dos del Barcelona. Amonestó a los locales Rakitic (m.28) y Botía (m.95), y a los visitantes Busquets (m.70) y Mascherano (m.75).

Incidencias: partido de la sexta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, que rozó el lleno con casi 45.000 espectadores. Césped en perfecto estado.