'San Iker' y Valdés dan vida al Real Madrid

Un clamoroso error de Víctor Valdés tras un paradón de Casillas, cuando el Barça ganaba 3-1, provocó que el Madrid saliese vivo del Camp Nou. Di María fue el autor del gol que ponía el 3-2 definitivo en el marcador tras un partido controlado de principio a fin por el equipo local.

Se volvió a abrir en el Camp Nou el telón de los Clásicos de la temporada. Atrás quedaron esos tiempos en los que Madrid y Barça sólo se enfrentaban en un par de ocasiones a lo largo del año. Ahora, "La historia interminable" se abre paso en el fútbol español. En esta ocasión, los azulgrana se impusieron por 3-2 tras un clamoroso error de Valdés que aprovechó Di María en el minuto 85.

Sorpresas en los onces

Con un homenaje a los olímpicos galardonados en Londres, comenzaba el eterno "mejor partido del siglo" o "el partido de la concordia", como se ha bautizado en esta ocasión. Tito y Mou sorprendían a propios y extraños con sus alineaciones. En el Barça, Puyol y Jordi Alba perdían su posición en beneficio de Mascherano y Adriano. Cesc, además, tampoco estaba entre los once elegidos. Mourinho, por su parte, dejaba en el banquillo a Di María e Higuaín para darle los galones a Benzema y a Callejón, convirtiendo a este Madrid en el más español de los últimos años.

Con saludos cariñosos entre los protagonistas en el túnel de vestuarios y entre el cuerpo técnico de ambos equipos, quedaban atrás todas las polémicas de los Clásicos anteriores, algo que ya se había percibido en las ruedas de prensa de los entrenadores. Clos Gómez pitó el comienzo del encuentro y el engranaje azulgrana empezó su monólogo con un Iniesta que volvió a ser el mejor del partido.

Con Busquets más adelantado y Xavi mostrando su mejor versión, la que enamoró en la final de la Eurocopa, el centro del campo se tiñó de azulgrana. Posesiones muy largas y una presión asfixiante cortaban toda posibilidad del Real Madrid de hacer su juego. Lo peor, el Barça no mostró la verticalidad que parecía haber adquirido desde la llegada de Tito Vilanova.

Todos los azulgrana buscaban a Messi, desactivado durante gran parte del partido por la zaga madridista. Albiol, al que el árbitro perdonó la primera amonestación en la primera parte, y Coentrao fueron los hombres más destacados del Madrid en este período. El argentino gozó de las dos mejores ocasiones del partido, con disparos desde la frontal del área que se marcharon rozando ambos palos. A pesar del control del equipo local, sólo un tiro de Pedro que despejó Casillas sin problemas fue entre los tres palos.

Lluvia de goles en una frenética segunda parte

En la segunda parte cambió el guión de la obra y el partido se volvió loco con una lluvia de goles. Aunque se volvía a intuir el control barcelonista, el Real Madrid golpeó primero. En el minuto 55 Ozil botaba un córner y el remate de Cristiano de cabeza, adelantándose a Busquets, acababa en el fondo de las redes y le convertía en el único jugador blanco que ha anotado en cuatro Clásicos distintos. Sólo un minuto después un espectacular pase de Mascherano era controlado por Pedro en posición dudosa para batir por bajo a Iker Casillas.

En los 20 minutos posteriores, el Barça recogió los frutos que había sembrado durante todo el partido en un cuadro en el que el Madrid se había desdibujado a pesar de las salidas al campo de Di Maria e Higuaín por Benzema y Callejón para aumentar el poderío ofensivo del conjunto blanco. Messi marcó el segundo de penalti tras una entrada de Ramos a Iniesta que Clos Gómez no dudó en pitar. Poco después, una preciosa jugada 'made in La Roja' entre Busquets, Iniesta y Xavi acabó con el gol de este último.

Aun así, el Madrid parecía empeñado en darle emoción a la eliminatoria y Casillas y Di María se conviertieron en protagonistas para bien, y Valdés para mal. Iker se disfrazó otra vez de 'Santo' para detenerle a Messi un disparo desde dentro del área pequeña. La contra madridista la cortó Adriano al borde del área azulgrana. El brasileño asistió a su portero, que se lió al controlar la pelota y se la dejó en los pies a Di María que, más listo que nadie, recortó distancias con el meta culé ya batido.

El Barça ya no tuvo tiempo de más y el 3-2 quedó en el marcador tras el pitido final de Clos Gómez. La final queda así abierta para la vuelta, que tendrá lugar el miércoles en el Santiago Bernabéu. Sigue "La historia interminable". Queda otro capítulo que nadie sabe que deparará a ambos equipos.

FICHA DEL PARTIDO

3 - Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Mascherano, Adriano, Busquets, Xavi (Cesc, min.83), Iniesta, Pedro (Jordi Alba, min.87), Alexis (Tello, min.72) y Messi.

2 - Real Madrid: Casillas, Arbeloa, Ramos, Albiol, Coentrao, Xabi Alonso, Khedira, Callejón (Di María, min.65), Özil (Marcelo, min.82), Cristiano y Benzema (Higuaín, min.61).

Goles: 0-1: Cristiano Ronaldo, min.55. 1-1: Pedro, min.56. 2-1: Messi (p), min.65. 3-1: Xavi, min.77. 3-2: Di María, min.85.

Árbitro: Clos Gómez (Colegio Aragonés). Mostró tarjeta amarilla a Xabi Alonso (min.11), Arbeloa (mi.44), Mascherano (min.45) y Albiol (min.50).

Incidencias: Partido de ida de la Supercopa de España disputado en el Camp Nou ante 91.728 espectadores. Antes del encuentro, el FC Barcelona homenajeó a algunos de los medallistas catalanes en los Juegos Olímpicos de Londres.