Volta a Catalunya - Nairo Quintana, sensación con aroma a Tour de Francia

Se le escapó el tercer puesto de la general de esta Volta a Catalunya en la última etapa con final en Barcelona, pero el colombiano Nairo Quintana (Movistar) se va con objetivos cumplidos de esta carrera y con la sensación de que, tal y como apunta todo el mundo, muy pronto será uno de los grandes pese a sus 23 años recién cumplidos.

No hace falta apuntar su nombre completo, Nairo Alexander Quintana Rojas, pero al menos sí conviene recordar que Nairo Quintana (a secas) ya es uno de los ciclistas más conocidos y reconocidos del pelotón. Está en el mapa. Especialmente después de esta Volta a Catalunya donde ha sido cuarto en la general, donde se ha llevado una victoria en una etapa de alta montaña (diez en tan sólo dos años corriendo a primer nivel el calendario World Tour) y donde su jefe de filas y compañero de habitación, Alejandro Valverde, le ha señalado, como era fácil de intuir viendo el tremendo potencial que cada vez esconde menos, en que este chaval nacido en Tunja, Boyacá (Colombia) el 4 de febrero de 1990 estará para disputar con los más grandes una gran vuelta.

"Me voy muy contento de esta Volta, con sensaciones muy buenas", dijo antes de la última etapa con final en Barcelona. Horas después firmó un agridulce cuarto puesto en la general después de que el italiano Michele Scarponi (Lampre-Merida) le sorprendiera en el circuito de Montjuic y le sacara del podio. Algo que no le molestó en exceso porque para él lo único que cuenta por ahora es ganar en experiencia por encima de los buenos puestos: "Un poco triste por salir del podio pero muy contento porque esto me va a dar mucha confianza".

Nairo Quintana ya dijo a Eurosport el pasado mes de enero en la presentación oficial del equipo Movistar, que quería llegar a punto para esta Volta, ayudar a Alejandro Valverde, y conseguir una victoria de etapa. Cumplió, y por ese mismo orden, estos tres objetivos. Llegó muy bien tras una notable París-Niza, donde intentó atacar y ganar en La Montagne de Lure, y firmó un buen tercer puesto en la cronoescalada final al Col d'Éze. En segundo lugar, ayudó a Alejandro Valverde a romper al Sky de Bradley Wiggins y coger el liderato camino al final en alto de Vallter 2000 y, por último, ganó en este mismo escenario.

La caída de su líder una jornada después le sirvió para intentar algo más e ir a por la clasificación general. Con más libertad, lo intentó en plena ascensión a Port Ainé rompiendo al grupo de favoritos. Pero 'Purito' pudo entonces coger su rueda y la gesta de Dani Martin le valió para salir líder y retener ese liderato hasta la etapa final en Montjuic.

Nuevos objetivos

Nairo Quintana confirmó que tras esas buenas sensaciones en la ronda catalana su próximo objetivo era correr dos carreras de un día, una de ellas el Gran Premio Miguel Indurain y volver a su Colombia natal para descansar antes de volver al Dauphiné y disputar su primer Tour de Francia.

Allí, tal y como dijo en enero antes de iniciar la temporada su trabajo será "hacer una buena actuación y hacer lo que haya que hacer. Ayudar al equipo e intentar algún triunfo también". El propio Nairo y Movistar parecen tenerlo bastante claro y si al colombiano le da por hacer los deberes igual de bien que en esta Volta a Catalunya, tal vez se hable aún más de él el próximo mes de junio.

Aun sin haber corrido una grande a sus 23 años, el hecho que además de Alejandro Valverde le señale como candidato de futuro a ganar Giro, Tour o Vuelta, Quintana despierta en el mundo del ciclismo esa expectativa cargada de ilusión para hacer algo muy grande en el futuro. Este fue el caso en junio del año pasado cuando el director del Tour de Francia, Christian Prudhomme, después de una victoria del colombiano en la cima de Morzine.

"Me hace mucha ilusión, es una responsabilidad bastante grande. Hay que ir paso a paso, pero dar los pasos bien para no equivocarme. Intentar disputar un Tour de Francia es el objetivo y para eso vamos año a año. Cada día que pasa, con esa mentalidad", asegura sin ninguna prisa y con mucha tranquilidad Nairo Quintana.