Westwood, primer líder con Jiménez cuarto

El inglés Lee Westwood, tercero del escalafón mundial, se colocó el dorsal número 1 a la espalda en el comienzo del Masters de Augusta de golf, el primer torneo de Grand Slam de la temporada, después de firmar 67 golpes (-5). Dos golpes más empleó Miguel Ángel Jiménez, que se sitúa cuarto.

Westwood, aún sin títulos de 'Grand Slam' en su palmarés, presentó la mejor tarjeta de su vida en Augusta. El inglés acabó un golpe mejor el sueco Peter Hanson y el sudafricano Louis Oosthuizen, quienes igualan en la segunda plaza. Los europeos asumieron el dominio en el estreno del Masters, como ocurre con el ránking, pero la actividad de la mayoría de los mejores golfistas se asemejó a las condiciones ambientales que padeció la jornada, que comenzó con sol y concluyó con paraguas.

En ese cara y cruz, Miguel Ángel Jiménez, de 48 años, le dio un repaso temprano a Tiger Woods en los primeros 18 hoyos del Masters. Una noticia que al golf español le enorgullece por cuanto significa Augusta y la vuelta a los laureles del exnúmero uno mundial y ahora sexto. El español y el estadounidense recorrieron juntos la primera vuelta, y el veterano golfista acabó con 69 golpes, por los 72 del californiano.

Jiménez, incombustible a sus 48 años (Tiger es doce años menor), le ganó al deportista mejor pagado del mundo el primero de los dos asaltos que juntos tendrán en Augusta. El malagueño es cuarto, empatado con otros cinco hombres. El mejor español tras 18 hoyos fue Jiménez, aunque Sergio García desperdició una buena vuelta por dos fallos en el tramo final. El castellonense acabó al par, y junto con Jiménez camina con buen paso por un Augusta cargado de estrellas, muchas en apuros.

Woods, irregular

Woods, que busca su quinta Chaqueta Verde y decimoquinto Grande, se fue a la cancha de prácticas con un discreto par del campo, vapuleado por Jiménez y con un remate preocupante: 'bogey' y 'bogey' en los hoyos 17 y 18.

Phil Mickelson, el zurdo que quiere repetir en Augusta, acabó con 3 arriba el mejor del mundo, el inglés Luke Donald, hizo la misma anotación y casi es descalificado por firmar de manera incorrecta la tarjeta. Solo el norirlandés Rory McIlroy logró rematar una vuelta sosa, con 'birdie'-'birdie' para sellar 71 golpes.

Del resto de españoles, el mejor fue Gonzalo Fernández-Castaño con 74 golpes (+2), uno menos que José María Olazábal (+3), mientras que Álvaro Quirós no tuvo una buena jornada y se fue hasta los 78 (+6).